KO+ No Fansub
¡Hola!
Gracias por visitar KO+ No Fanbub
¿Por que no te conectas para tener mayor acceso a nuestros temas?
ADVERTENCIA Descargas bloqueadas
Les recordamos a todos los nuevos visitantes del foro que las descargas están bloqueadas para los que tengan menos de 7 mensajes. UNA VEZ HAYAN CUMPLIDO EL REQUISITO, LA ENTRADA SERÁ AUTOMÁTICA
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Time Time
Últimos temas
» ¡Me presento *3*!
Sáb Mayo 13, 2017 4:50 am por PenielJo

» ¡Hola mundo! n,n
Sáb Mayo 13, 2017 4:49 am por PenielJo

» ola soy quevon24
Sáb Mayo 13, 2017 4:49 am por PenielJo

» Hiiii ^^
Sáb Mayo 13, 2017 4:48 am por PenielJo

» HOLAAA
Sáb Mayo 13, 2017 4:47 am por PenielJo

» Hola!!! Encantada!!!
Sáb Mayo 13, 2017 4:47 am por PenielJo

» Hi!!!! Hi!!!
Sáb Mayo 13, 2017 4:46 am por PenielJo

» Hola!!!
Dom Feb 05, 2017 3:41 pm por Orphen

» Dime que ver
Sáb Oct 01, 2016 10:35 pm por skadi

Compañeros
Afiliate con nosotros, da CLICK para enterarte como.

Photobucket

The love is more than a feeling (sasuxnaru)

Ir abajo

The love is more than a feeling (sasuxnaru)

Mensaje por Orphen el Vie Jun 29, 2012 12:34 am

OK Este fic es un SASUXNARU sin terminar y que duro que termine algún día... lo publico solo para que mi amiga An-chan lo lea,
(el chico del incendio es Itachi, lo digo por que al final el misterio no se resuelve =P y el del traje es Naruto)


PROLOGO

¡Por dios! Podría jurar que hace solo unos instantes todo estaba cubierto por la nieve, mas sin embargo ahora todo estaba envuelto en llamas.

¿Acaso ese seria el lugar donde perecería? Giro su rostro en todas direcciones con desesperación pero simplemente no podía ver mas allá de todo ese infierno ¿Dónde estaba? Antes de que la explosión le hiciese volar le había cogido, no podía estar lejos.

Trato de levantarse y fue cuando noto que su pierna no le respondía, intento impulsarse utilizando su otra pierna pero esta también se encontraba en muy malas condiciones, fue cuando supo que no podría salir de ahí con vida.

- ¡¡Maldición!! – grito con desesperación, no quería morir, aún tenia muchas cosas que hacer antes de estirar la pata, él no era ese tipo de seres humanos patéticos que morían en un accidente, no él – ¡¡Aún no!! – se grito a si mismo para infundirse valor y aguantando el dolor lacerante que se expandía a lo largo de su muslo derecho se levanto tambaleante entre las llamas.

Con paso lento empezó a buscar a los alrededores, era demasiado el calor, no sabia cuanta sangre había perdido pero podía notar un ligero mareo, no resistiría por mas tiempo, cuando creyó que su búsqueda no daría frutos le encontró un poco estropeado, un par de hojas del centro dobladas y un poco de hollín pero solo eso, no parecía haber sufrido daño alguno. Tan absorto estaba que solo después de un par de minutos observando con fijeza el libro noto la presencia del cuerpo ensangrentado y ligeramente quemado al lado de este, al verle sus ojos se dilataron de sorpresa dejándose caer al lado del mismo, temblando se acerco al cuerpo con sus ojos derramando gruesas lagrimas.

- ¿Ma.. mamá…? – articulo forzadamente tratando de contener el llanto, su bello rostro cubierto de sangre y su cabello, ese que tanto le gustaba de ella desde niño, quemado hasta casi la raíz y aun así estaba con vida, sus ojos estaban abiertos y le miraban con alivio a pesar de su estado, levanto su mano lentamente y le acaricio el rostro sin pronunciar palabra alguna, así estuvo unos cuantos segundos antes de cerrar su ojos y dejar caer sus mano…. estaba muerta. Sollozo bajito por unos segundos al lado del cuerpo pero tampoco pronuncio palabra alguna, sabia que no tenia caso, su mirada le dijo todo en un segundo, ella solo se mantuvo viva para poder verle, no estropearía su memoria dejándose morir, ni a él. Apretó la mandíbula y los ojos tratando de sofocar las lagrimas que no dejaban de manar, solo deseaba que los demás no estuviesen en su misma condición.

– Esto no tenia que haber pasado – susurro con pesar.

Haciendo nuevo acopio de fuerzas y coraje cogió el libro y se puso nuevamente en pie, al hacerlo oyó una nueva explosión no muy lejos, debía apresurarse el calor era demasiado y no resistiría mas tiempo.
Camino unos cuantos metros tambaleándose a veces hasta que por fin los encontró, su padre y su hermano pequeño, el viejo tenia girado el cuello en una forma imposible… era mas que obvia su condición, no perdió tiempo con el y fue al lado de su hermano, este estaba pálido y aun respiraba pero con dificultad, al tratar de sentarlo para que pudiese respirar se dio cuenta de que en su abdomen tenia una gran herida la cual no dejaba de sangrar y pronto moriría de no ser tratado rápidamente.

- Vamos, no me hagas esto! – le grito con desesperación – yo se que puedes resistir, no me puedes dejar solo ¿me entiendes? – rogaba al cuerpo de su pequeño hermano el cual se iba enfriando lentamente.

De pronto, comenzó a soplar un fuerte viento avivando las llamas que les rodeaban y entonces dejo de tener esperanza de salir de ahí con vida…

- ¿Quieres vivir? – Pregunto una suave voz.

- ¡¿Qué?! – Pregunto el pelinegro sorprendido volteando en todas direcciones buscando al dueño de la voz.

- ¿Qué si quieres vivir? – Repitió un joven con mayor claridad a su espalda.

Girándose para encararlo miro con los ojos desorbitados por la sorpresa a un joven de tez morena clara, cabellos rubios ligeramente despeinados por el viento y unos ojos de azul pálido con expresión distante e indiferente elegantemente vestido con un traje negro y camisa blanca.
¿De donde había salido? Y ¿Cómo era posible que mantuviese su rostro tan impasible en medio de aquel infierno?
El joven le sonrió de medio lado sin que la felicidad se extendiese a otra parte de su rostro al ver la sorpresa reflejada en los ojos del joven pelinegro y pregunto nuevamente con voz seria y demandante.

- ¿Quieres vivir? ¡¡Si ó No, responde!!

Pronto el pelinegro reconoció el rostro del joven pero sobre todo, esos ojos que le veían con indiferencia, eso debía ser imposible, ¡no podía ser cierto! le repetía su mente, pero en ese momento con una nueva explosión a su espalda ya nada importaba… abrazo fuertemente el cuerpo de su hermano que ya casi no respiraba y miró en lo profundo de esos ojos azules, vacíos e indiferentes.

- No! – fue la respuesta contundente del pelinegro.

- Ja, ja, ja, ja… - rió el joven divertido nuevamente sin que a sus ojos llegara una pizca de felicidad. Cuando dejo de reír se puso en cuclillas frente al pelinegro sin dejar de mirarle a los ojos y le acaricio el rostro de forma lenta.

- Eres interesante… - le susurró el rubio con un mezquino placer….

_______________________________
More than that...

Invitado Bienvenid@ a KO+ No Fansub
avatar
Orphen
Eraser Rain
Eraser Rain

Mensajes : 176
Fecha de inscripción : 27/09/2010
Edad : 31
Localización : Trabajando TT__TT... Que cruel es la vida....

http://koplusnofansub.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: The love is more than a feeling (sasuxnaru)

Mensaje por Orphen el Vie Jun 29, 2012 12:56 am

- UN AVISO Y UNA RECOMENDACIÓN –

3:30 a.m.…
Todo estaba en calma y silencio dentro de la misión de los Uchiha, o bueno casi todo, el mayor de los Uchiha, Itachi se volvía a revolver en su cama otra vez, durante el ultimo mes todas las noches sentía una enorme punzada de dolor en el pecho que lo despertada a mitad de la noche y no le permitía conciliar el sueño nuevamente y pronto se comenzaba a preguntar si podría volver a dormir otra vez, lo peor de todo es que este hecho ya no podía mantenerlo oculto durante mucho mas tiempo ya que se le estaban formando unas pronunciadas ojeras que estaban alarmando a varias personas, entre ellas a su hermano menor Sasuke, ultimo miembro además de él de la familia Uchiha, no quedaba nadie mas y durante el transcurso de aquel mes de insomnio forzado se había llegado a plantear la idea de que tal vez solo quedaría su hermano como portador del apellido.
No es que el desease la muerte en verdad pero sabia que ese hecho era inevitable, solo así el también cumpliría su parte del trato, así lo había estipulado ese contrato el cual estaba firmado con su sangre, sabia aunque no quería admitirlo que pronto su vida llegaría a su fin.
Aun seguía pensando en aquella posibilidad cuando una voz que no supo de donde venia contestaba a esa pregunta no hecha…
- SI – siseaba esta voz dentro de la penumbra que inundaba la habitación
Itachi abrió los ojos como platos al escuchar esto, no entendía nada pero pronto como para comprobar que en verdad la había oído aquella voz volvió a repetir…
- SI
- No puede ser – Se dijo Itachi un poco asustado al mismo tiempo en que salía danto botes sobre su cama y se abría paso por la habitación corriendo desesperadamente al baño, prendiendo la luz y contemplándose con mucho detenimiento frente al espejo, en efecto, su mayor temor se estaba confirmando, sus ojos que normalmente eran de un tono oscuro se le había tornado de un rojo granate y le estaban permitiendo ver lo que tanto dolor le había estado causando durante el transcurso de ese mes, sobre su pecho tenia dibujado un espiral y mientras otra punzada de indescriptible dolor le recorría el cuerpo y lo hacia tumbarse de rodillas sobre el frió suelo del baño pudo observar como se iba formando otra parte de aquella extraña marca como fuego sobre su piel. (N/A: imagínense el sello que tiene Naruto en el estomago).
- SI – volvió a sisear aquella voz misteriosa antes de que el dolor del pecho de Itachi cediera y sus ojos regresaran a su color original, con lo cual dejo de ver aquella extraña marca en su pecho pero que sabia que esta seguía ahí, era una advertencia de algo que sabia era inevitable y que pronto seria cobrado…
- Tal vez ya es tiempo de empezar a poner las cosas en orden - se dijo Itachi de forma pensativa mientras no despegaba la mano de su pecho que subía y bajaba entrecortadamente sintiendo como menguaba el dolor hasta casi desaparecer, “Él” no tenia prisa por que se cumpliese el trato y después de esta ultima advertencia mas dolorosa que las anteriores al menos podría dormir un poco, después pensaría en ese asunto, después de todo aun tenia un poco de tiempo… y con este ultimo pensamiento se dirigió nuevamente a su cama y se recostó para dormir un poco…

/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/

Esa tarde de sábado, el cielo estaba totalmente despejado y el sol había hecho subir la temperatura unos 23 º C y muchos lo describirían como un perfecto día para realizar actividades al aire libre o probablemente como una oportunidad para quedarse a holgazanear en casa bajo la sombra, en cualquiera de los casos, ambas opciones parecían bastante tentadoras para el apuesto joven de piel nívea y brillantes cabellos azabaches que tenia la mirada perdida observando de manera expectante todo lo que pudiese ocurrir del otro lado del escaparate de la tienda de ropa que su cita en turno le había arrastrado, deseando incluso que unos extraterrestres bajaran y lo abducieran, eso sin duda habría sido mas entretenido que esta ahí.
El padre de la joven se había robado a su hermano mayor el único día que por fin, después de un par de discusiones y un pataleta – este siendo su último recurso – había podido tener su compañía, no es que hiciesen mucho cuando estaban juntos pero se sentía bien cuando su hermano le regalaba un poco de su tiempo y mas ahora que parecía tener mucho que hacer, tanto que no descansaba lo suficiente, al grado de tener unas grandes ojeras que le preocupaban, había tenido que esperar casi un mes para esa reunión y ahora, sin más lo había dejado ahí con otra de las tantas excusas que tenia, pero esta era la que mas le molestaba:
- Disculpa Sasuke, tengo algo más importante que hacer, otro día será…
Esa era la que más odiaba de todas, que su hermano considerara más importantes sus negocios. No conformes con eso, el asociado de su hermano, un hombre ya entrado en años con una incipiente joroba que lo hacía caminar de forma extraña dándole un aire poco agradable, se le había acercado con esa sonrisa estúpida que le caracterizaba y le había susurrado en el rostro
- No te preocupes Sasuke - kun, no te dejare solo…
El tono de su voz era desagradable al igual que su fétido aliento a naftalina, una mala combinación que no presagiaba nada bueno, y así había sido, ya que cuando este abrió la puerta de la limosina en la que viajarían este y su hermano una joven de no mas de 14 años había salido corriendo en dirección suya y se le había colgado del brazo riendo como una tonta mientras que el padre de esta y su hermano se perdían dentro de la limosina y se iban, dejándolo molesto, sorprendido y con una sabandija pegada a él, ahora solo deseaba estar afuera haciendo algo mas que ser la nana de esa niña mimada, de la cual se le había olvidado el nombre en cuanto se le habían dicho.
Sus pensamientos fueron interrumpidos cuando la joven en mención salio del vestidor con una blusa de tirantes pegada y una minifalda que no dejaba nada a la imaginación mientras mostraba parte de su poco desarrollado busto intentando seducir a Sasuke, este la miro con algo de sorpresa antes de que un ataque de risa le borrara la expresión, eso si lo había tomado por sorpresa y era divertido ver como hacia poses que solo podía haber visto en televisión, ante esta reacción de inesperada diversión de Sasuke la joven ofendida y con lagrimas en los ojos salio corriendo del establecimiento azotando la puerta para dramatizar aún mas la situación, todavía llevaba puesta la ropa que se estaba probando por lo que el encargado, este por cierto igual de divertido que Sasuke, lo hizo pagar la cuenta…
Después de pagar la ropa decidió salir a caminar por el parque que había visto al pasar a unas dos cuadras de donde se encontraba, a pesar de haber pagado una ridícula suma de dinero por la ropa de la joven tenia una sonrisa en su rostro, no solo se había reído un rato sino que ahora era libre, probablemente la niña ya estaría en su casa molestando a alguien mas y ahora el podría hacer lo que quisiese el resto de la tarde o al menos en esos momentos, ya que su hermano le había hecho prometer que cenaría con el y otros socios importantes, y después de la escena que le había causado la vez pasada en la que chantajeó a su hermano para salir con él ese sábado se sentía obligado a ir.
Por fin había llegado al parque, no era un sitio muy grande pero era muy tranquilo, el lugar que había estado “deseando” encontrar, entrando ahí camino por los delgados caminos de losas opacas destinadas para el paso de los visitantes y pronto estas lo condujeron hasta el centro de este, ahí había un parque lleno de juegos y también de niños gritando de emoción, Sasuke los contemplo con desagrado por tanto ruido que hacían y al final suspiro derrotado, el silencio era pedir demasiado, resignado decidió al menos sentarse en una banca de los alrededores a tomar un poco del sol que se filtraba a través las ramas de los árboles.
Ya llevaba un buen rato ahí, gracias a la suave brisa que soplaba en su dirección su cerebro por fin había podido aislar el ruido de los niños, conduciéndolo a una increíble sensación de bienestar que no creyó que tendría en ese lugar, estaba considerando la posibilidad de quedarse tumbado el resto de la tarde en ese sitio cuando de pronto escucho una voz llamándole…
- Sasuke!!-
Temiendo que aquella niña molesta hubiese regresado salio rápidamente de su trance y se puso alerta en busca de la persona que le llamaba, ¿Es que a nadie le importaba que el pudiera relajarse o es que su hermano le había colocado en la espalda un letrero que decía que se alquilaba como niñera?, dio un suspiro de alivio para sus adentro cuando localizo al autor de ese llamado, solo era Iruka, su antiguo maestro en el instituto dirigiéndole una alegre sonrisa y acercándose a el.
- Sasuke!! – Volvió a decir alegremente al sentarse a su lado – No estaba seguro que fueras tu por ese te grite, y al verte reaccionar supe que no me había equivocado – continuo mientras se sentaba a su lado.
- Ah… - Fue lo único que atino a decir Sasuke con desanimo, era verdad había sentido alivio al ver que era su ex-maestro y no esa niña molesta, pero la verdad es que no tenia ganas de hablar con nadie ni hacer otra cosa, todo lo que no fuese buscar su relajación estaba de sobra y seria echado sin ningún remordimiento.
- Y dime, ¿Cómo has estado? - Dijo alegremente Iruka ignorando la falta de entusiasmo el otro.
- Pues… - Se detuvo a pensar un poco la respuesta pero no contesto.
- He escuchado que últimamente te has convertido en un chico bastante popular para las chicas ¿eh…? – Pico un poco su ex-maestro para sacar a Sasuke de su ensimismamiento.
Y en efecto, este le mostró una cara poco amigable y objeto – No es algo que yo quiera hacer, mi hermano insiste en que… bueno… - Ya no termino la frase y se giró molesto, había esta apunto de meter la pata diciendo algo innecesario.
- ¿Itachi-san te obliga a salir con chicas? – Pregunto con sorpresa su profesor
Al escuchar esto el rostro de Sasuke se sonrojo hasta adquirir el tono de una luz de transito y solo atino a balbucear cosas inteligibles en un intento vano de arreglar su repuesta, ante esta reacción Iruka se rió muy divertido haciendo que Sasuke regresara su rostro malhumorado.
- Esta bien, te comprendo no tienes que enojarte – Dijo Iruka en tono conciliador, pero Sasuke aun lo miraba con enojo
- Y dime una cosa Sasuke, ahora que constantemente estas saliendo con bellas mujeres ¿amas a alguna de ellas?
- ¡¿Como?! – Pregunto Sasuke sorprendido y sin comprender la pregunta
- Te pregunto que si amas a alguna de de las tantas jóvenes con las que has salido O te ha obligado a salir – Agrego rápidamente al ver el rostro molesto de Sasuke.
Este sin darle mucha importancia y como si fuese muy obvia la respuesta contesto…
- Por supuesto que no, el estar con ellas es sumamente molesto, pero es como mi obligación o algo así, es como con la tarea, aunque uno no tenga ganas de hacerla se tiene que hacer…
- Si creo que tienes razón – Confirmo Iruka con un tono de diversión por la comparación y agrego – Pero recuerda que también hay alumnos que pasan el año sin haber hecho la tarea ni una sola vez, y aunque así, pasan el año para la sorpresa de muchos… - observo Iruka divertido mientras recordaba algunos alumnos suyo que encajaban perfecto con el ejemplo - y dime ¿Qué hay de Haruno Sakura?
- ¿Ella que tiene que ver en esto? – Pregunto Sasuke entrecerrando los ojos.
- Eh escuchado que sales con ella como algo más que en calidad de “Obligación” – esta ultima palabra la dijo Iruka simulando las comillas con sus dedos – Incluso hay un rumor de que “Tal vez” se CASEN
El rostro de Sasuke se crispo ante esto último, ¿Cómo era posible que la gente estuviese tan bien enterado de su vida?, era verdad que su hermano en mas de una ocasión le había sugerido que formalizara su relación con Sakura, y esta misma se lo había pedido las dos ultimas veces que habían salido juntos, incluso el lo había pensado muy seriamente, hacia ya varios años que la conocía y era cierto que estaba demasiado acostumbrado a ella y de cierta forma se sentía cómodo y tranquilo a su lado, hacia tiempo que había dejado de actuar como una de las tantas niñas mimadas que lo perseguían y tenia un comportamiento maduro y agradable, y la verdad era que en su situación no podría encontrar a nadie mejor… Su rostro se destenso y le contesto a Iruka con un tono serio
- Es un rumor, pero puede que haya algo de verdad en eso
- Entonces ¿Amas a Sakura? – Volvió a insistir Iruka
Sasuke se sentía incomodo ante esa pregunta, ¿amarla? La verdad es que no estaba muy seguro de cómo llamarle al sentimiento que había hacia ella pero tampoco podía negar que sentía “algo” ya que se sentía diferente a su lado que con las demás jóvenes así que solo asintió con la cabeza mientras su mirada se perdía en sus manos.
- Me preocupa lo que no te oigo decir Sasuke – Dijo al fin Iruka rompiendo el silencio que se había formado
- ¿Por qué lo dice? – Se intereso Sasuke mirando al rostro de Iruka
- No hay gota de emoción, ni el mas mínimo entusiasmo - hizo una pausa y continuo – Demuestras la misma pasión que un pingüino
- ¡¿Qué?! – Se sorprendió Sasuke ante esto último
- ¿Dónde esta tu arrebato Sasuke? Dices que esta enamorado pero no lo pareces, a mi me recuerdas mas a un cadáver de la morgue.
- ¡¿Y como quiere que actúe?! – Se defendió Sasuke ofendido por el comentario
- Quiero vete flotar, cantar apasionadamente, bailar en éxtasis…
- ¿Nada más? – Pregunto Sasuke con ironía
- Quiero que seas delirantemente feliz… o dispuesto a serlo
Sasuke enarco una ceja con incredulidad y replico en tono de pregunta - ¿”Delirantemente feliz”?
- ¡Si!- Asintió su maestro con fuerza, pero al ver que Sasuke no se lo tomaba en serio agrego – Se que suena cursi – Dijo al fin mientras se rascaba la nariz – Pero el amor es pasión, obsesión… ¡¡Es no vivir si ese alguien te falta!!... – agrego lleno de emoción – Pierde la cabeza, enamórate locamente de alguien que te ame de igual manera…
Sasuke tenía cara de incredulidad por sus palabras pero Iruka lo ignoro y continúo
- ¿Cómo encontrarlo? - Sasuke cambio su semblante al escuchar esto, eso era lo que quería oír – Olvídate del intelecto y hazle caso a tu corazón… No veo que lo hagas, ni se oye en tus palabras y lo cierto es que sin eso la vida no tiene sentido, por que si llegas al final de tu vida sin haber amado, seria como si no hubieras vivido, y yo se lo que te digo Sasuke – Dijo mirándolo a los ojos – Tienes que intentarlo, por que si no lo intentas no habrás vivido…
Sasuke seguía repasando esas palabras en su cabeza cuando Iruka se puso de pie y se despidió…
- Bueno me voy, se me hace tarde y me esperan – dijo agitando su mano en son de despedida, al ver esto Sasuke dirigió su mirada a su reloj de puso y se dio cuenta de que tenia razón se le hacia tarde a el también, antes de que Iruka se alejara demasiado le pregunto
- ¿Por que me ha dicho esto profesor?
Iruka lo miro – Por que pensé que lo necesitabas, a veces uno necesita que se lo digan para darse cuenta de lo que hace –
Sasuke sonrió ante sus palabras – Y dígame ¿Cómo encontrare a esa persona de la que me habla? – En verdad que ese pensamiento lo había llegado al cerebro, Iruka sonrió y le contesto…
- Estate alerta, nunca se sabe, el cielo podría abrirse… ¿Lo entiendes?
- Entiendo
- Bien, nos vemos – Y diciendo esto Iruka se alejo y se perdió entre los árboles.
Ya era tarde y Sasuke también se encamino hacia fuera del parque aun con las palabras de su maestro en la cabeza, que más desearía poder experimentar todo aquello…

_______________________________
More than that...

Invitado Bienvenid@ a KO+ No Fansub
avatar
Orphen
Eraser Rain
Eraser Rain

Mensajes : 176
Fecha de inscripción : 27/09/2010
Edad : 31
Localización : Trabajando TT__TT... Que cruel es la vida....

http://koplusnofansub.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: The love is more than a feeling (sasuxnaru)

Mensaje por Orphen el Vie Jun 29, 2012 12:58 am

- OJOS AZULES -

“Estate alerta, nunca se sabe, el cielo podría abrirse…”
Esas habían sido las palabras de Iruka, pero no podía dejar de preguntarse si podría hacer caso a esas palabras, no era que no le interesaran pero ¿Qué clase de persona debía buscar? Durante toda su adolescencia había tenido que salir con demasiadas chicas, tantas que no recordaba ni su nombre ni cara y solo con una había podido establecer una “relación” si es que a lo que tenían el y Sakura podría llamarse de esa forma, era extraño como de pronto se veía rodeado de preguntas, no solo tenia que pensar en lo que le había dicho Iruka - sensei sino que también por su mente vagaba lo que le había dicho su hermano Itachi esa mañana…

/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/ FLASH BACK /-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/

- ¿Qué harías si yo muriera Sasuke? – Pregunto Itachi sacando a Sasuke de sus pensamientos vagos.

- ¡¿Qué cosa?! – Se sorprendió el menor de los Uchiha - ¿Por qué me preguntas eso hermano?

- Contesta… - Fue lo único que dijo Itachi de forma imperiosa.

- No lo se… - contesto pensativo Sasuke, ¿Qué clase de pregunta era esa?, ¿Por qué de pronto se lo decía?, era verdad que hace 8 años poco tiempo después del accidente que había tenido ellos y sus padres, del cual él e Itachi había sobrevivido de forma milagrosa con apenas un par de rasguños, cuando todavía tenia presente con mucha intensidad el dolor de su perdida, se había planteado esa misma pregunta y nunca se había podido dar una respuesta concreta, se había llenado de pensamientos dolorosos acerca de si su corazón podría soportar otra muerte, ¿Qué seria de su vida sin su hermano?, si, lo había pensado pero seguramente no como Itachi lo deseaba, el pensaba en que –“Siempre que me levanto el ya esta despierto y me saluda, conversamos un poco, suele golpearme con sus dedos en la frente y otras cosas, si no estuviera me quedaría solo…” – pero escucharlo hablar ahora, de esa forma fría, como si esperase que le diera un plan de vida detallado, no sabia realmente, el tenia los suficientes estudios y preparación como para encargarse de todo, pero supuso que no seria suficiente para el… - No lo se… - volvió a repetir Sasuke.

- Deberías hacerlo – prosiguió su hermano fríamente – No siempre voy a estar aquí – Y cambiando su tono por uno mas calido y aparentemente sincero agrego – No quiero que estés solo ni que me extrañes como lo hiciste con nuestros padres… - guardo silencio y miro al frente de forma pensativa mientras caminaban por la calle.

- No me gusta que hables de estas cosas hermano – dijo Sasuke molesto en tono de reproche – Además de que no, no he pensado que hacer si te vas…

- Eso lo se – puntualizo Itachi – Como se que “Eres débil…”

- ¡¿Qué dijiste?!

- Eres débil, la verdadera vida de un hombre solo puede comenzar cuando esta aprende a vivir controlando su destino, y tú… - señalo de forma despectiva – Te has vuelto débil, antes dabas tu mejor esfuerzo y te esforzabas por superarme, por se mejor que yo, después de la muerte de nuestros padres te tornaste un poco rebelde haciendo lo que tu querías sin importarte lo que los demás pesaran sobre ti, pero ahora… no sabes lo que quieres, ha hecho “todo” lo que te he pedido que hagas y no te has negado, has doblegado tu espíritu, por eso te preguntaba ¿Qué harías si yo muero?

/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/ FIN DEL FLASH BACK /-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/

La cabeza de Sasuke comenzaba a palpitar, ambas cosas significaban lo mismo, ¿Qué haría?, comenzaba a odiar esa pregunta, el en todo lo que hacia lo hacia bien, excelente diría él, no conocía algo en lo que fuera malo y lo único que le había preocupado hasta ese momento había sido el si seria capas de aceptar lo que todos le decían “¿te vas a casar son Sakura?”, según las palabras de Iruka él no estaba “enamorado” , pero después de casi 5 años de estar con ella la conocía bastante bien y se sentía bien a su lado, la verdad es que no conocía otra persona con la que se sintiera de esa manera y no veía una razón pera no dar el siguiente paso…

Delirantemente feliz o dispuesto a serlo, debía intentarlo, no tenia nada que perder y probablemente así podría pensar en lo que le decía su hermano de una forma menos pesimista…

Sasuke miro su reloj nuevamente, eran las 5:30 p.m., no era tan tarde como el pensaba, seguramente se había equivocado al ver la hora se ha había encaminado a casa pero… Ahora que lo veía, no había salido del parque, había recorrido los caminos sin dirección y se había perdido en lo que aparentemente era una parte del parque poco concurrida ya que el pasto estaba bastante largo y los árboles tan frondosos que apenas dejaba pasar la luz del sol, todo a su alrededor era tan verde que no parecía un parque en medio de la cuidad si no un busque de espesura incierta y sin explorar, tampoco podía escuchar a personas cerca de donde el se encontraba, era un poco extraño pero se lo atribuyo a la poco o nulo mantenimiento por parte de los encargados, como fuese tenia que salir de ahí, no tenia tiempo para perderse en un parque, pronto oscurecería y no le apetecía tener que buscar ayuda, se giro para poder regresar sobre sus pasos y después de un par de minutos de andanza se encontró frente a una bifurcación.

- ¡Oh, genial! - Pensó de forma sarcástica.

Por estar divagando no la había notado y ahora no sabía cual de los dos elegir, uno le llevaría sin duda de vuelta al centro del parque donde estaban aquellos niños jugando y otro lo llevaría a alguna parte del parque que probablemente lo dejaría más perdido de lo que ha estaba, pero como no sabía cual de estos seria cada cual decidió escoger, en contra de su costumbre, el camino de la izquierda y así prosiguió su camino durante unos 5 minutos que le parecieron demasiado largos para su gusto antes de encontrarse con otra bifurcación, pero ahora sin detenerse siguió a la izquierda, no sabía porque lo hacía pero siempre que se encontraba otra escogía la izquierda y así siguió hasta las quinta bifurcación, al tomar esta última sintió una gran emoción, ese tipo de emisión que se siente cuando encuentras algo muy importante que has estado buscando durante horas y con mucho esfuerzo, por un momento pensó que se debía a que estaba ya muy cerca de la salida pero después de andar un poco más no encontró la ansiada salida, si no otra bifurcación mas, estaba comenzando a hartarse no solo de que se hubiera encontrada tantas bifurcaciones si no que era mas que obvio que se había equivocado al escoger ir solo a la izquierda, y haciendo uso de su sentido común pensó en seguir ahora por el camino de la derecha pero cuando iba a dar el paso escucho una siseante voz muy cerca, como si le susurrase detrás de su oído…

- No… ven… - Le susurro aquella voz

Sasuke se giro para ver de donde provenía la voz pero no encontró al dueño por ninguna parte, decidió seguir su camino pensando que tal vez había sido su imaginación, ese parque comenzaba a causarle estragos en la mente pero de nuevo, y de forma más insistente volvió a escuchar…

- Ven…

Pero ahora no fue a su lado, aquella voz la escuchaba del lado izquierdo de la bifurcación, el dudaba, ¿Por qué si quería que fuese en esa dirección no se mostraba? ¿Por qué lo llamaba a susurros?

- Ven… - Volvió a insistirle la voz.

Sasuke no pudo reconocer si se trataba de un hombre o de una mujer, pero esa voz lo llamaba como si fuese algo de suma importancia, aun se lo pensaba un poco, no le inspiraba confianza seguir una voz desconocida en medio de un lugar que no conocía pero esta voz volvió a insistirle de forma mas urgente…

- Ven… - y tras una pausa agrego –…Por favor…

Fue por esto último que el decidió ir donde lo llamaban, tal vez sería importante, se quiso convencer mentalmente y camino hacia donde la voz lo llamaba mientras caminaba lento e inseguro, y a cada paso que daba esa sensación que había sentido antes de llegar a la bifurcación se hizo presente nuevamente con mayor intensidad que antes, tanto que comenzó a caminar un poco mas deprisa mientras aquella voz le volvía a llamar…

- Ven… - Entra mas avanzaba esa voz le susurraba mas seguido y con mas insistencia.

- Ven… ven… ven… - Le urgía la voz.

Cuando Sasuke se dio cuenta ya estaba corriendo, siguiendo esa voz como si su vida dependiera de ello.

- Ven… ven… ven… ven… ven!! ¡¡VEN!!

Sasuke corría a todo lo que sus piernas le daban mientras el camino seguía y seguía sin terminarse ni encontrarse otra bifurcación, su pecho comenzaba a arderle cuando de pronto sin más la voz le dijo con fuerza…

- ¡¡DENTENTE!!

Sasuke se freno tan rápido que su cuerpo no resistió el impulso que llevaba y termino cayendo de bruces en medio de un claro y ahí se quedo, todavía respirando agitadamente con los ojos cerrados y sus manos aplastando el pasto bajo sus palmas mientras unas cuantas gotas de sudor caían por su frente y se perdían en el piso. Así permaneció durante un rato mientras su respiración se regularizaba, cuando lo consiguió y abrió los ojos no creyó lo veía, ahí, en medio de ese claro rodeado por árboles frondosos estaba un joven, acostado en el centro, dormido… o al menos eso creyó y se quiso acercar un poco mas para comprobarlo, sin dejar de preguntarse ¿Qué hacia ahí, en medio de la tarde, en una parte del parque que no estaba seguro de donde estaba… dormido? Gateo en silencio y se detuvo a su lado para contemplarlo, en efecto se encontraba profundamente dormido, su pecho subía y bajaba acompasadamente y en momentos daba pequeños suspiros, vestía un traje azul marino, bajo el saco pudo ver una camisa azul claro con el primer botón desabrochado y una corbata desajustada…

Sasuke estaba impresionado, no estaba seguro si él era real, había seguido una extraña voz que lo había conducido a este joven que dormía en paz, lo que más llamo la atención de Sasuke fue su rostro, en toda su vida nunca había visto a alguien como él, no tenia nada de extraordinario pero esa piel blanca con un toque bronceado, sus mejillas… tenían un ligero toque rosado y unas extrañas marcas que a el le parecieron bigotes, su expresión era placida, con una ligera sonrisa que lo hizo sonreír a el también, su cabello rubio son peinar y un poco largo iban con el a la perfección, todo en ese joven le atraía de una forma extraña que nunca antes había sentido, cuando se dio cuenta Sasuke, su mano ya tocaba las mejilla del joven rubio y pronto comenzó a recorrer su demás rostro como lo hacen los ciegos para reconocer a alguien, paso su dedo pulgar por sus labios suaves y rosados que sonrieron un poco mas ante su tacto, después sobre sus ojos, algo en el deseaba verlos y pronto sintió la imperiosa necesidad de despertarlo y que lo primero que viese al despertar fuera a él, entonces como si esta hubiese escuchado sus pensamientos abrió los ojos muy lentamente al tiempo que Sasuke retiraba la mano rápidamente de su rostro, no quería demostrar la debilidad que había tenido hacia el joven, esta tenia los ojos entrecerrados debido a que sobre su rostro caía un rayo de luz, por instinto llevo su mano sobre sus ojos y se levanto, comenzó a desperezarse lánguidamente mientras bostezaba sin parar, todo indicaba que no había reparado en lo más mínimo en la presencia de Sasuke que lo miraba aun con desconcierto por su reacción, cuando este terminó se giró para verlo con un poco de curiosidad en su rostro, se agacho y lo miro fijamente ya que Sasuke aun continuaba sobre el piso mirándolo, se quedaron así un rato y Sasuke pudo contemplar al fin esos ojos que tanto deseaba, era azules, conocía a muchas persona de ojos azules pero ninguno como los de él, parecían dos zafiros deslumbrantes que lo idiotizaron un segundo antes de ser sacado de su trance por el joven que con un poco de curiosidad y preocupación pregunto.

- ¿Te encuentras bien?

- ¿Eh…? - Fue lo único que dijo Sasuke al salir de su trance, no estaba preparado para que él le dirigiera la palabra.

- ¿Te encuentras bien? – Volvió a repetir el joven mientras se ponía de pie, le daba su mano para ayudarlo a levantarse y le regalaba una sonrisa zorruna.

- Eh…si, gracias – Dijo Sasuke mientras tomaba su mano y se levantaba, en es lapso ninguno de los dos dejo de mirarse, perdidos cada uno en las profundidades de los ojos del otro, una vez que Sasuke estuvo de pie pudo notar que el joven no dejaba de tomarle la mano con fuerza, como temiendo que si lo soltaba desaparecería, el sintió lo mismo pero su mente se impuso a ese sentimiento y con sonrojo en las mejillas, otro hecho que no se explicaba, le dijo con esa voz grave, sensual y un tanto fría que lo caracterizaba…

- ¿Podrías devolverme mi mano?

- ¡¿Qué?! – pregunto el joven un poco desconcertado

- Mi mano… ¿La podrías soltar?... – Repitió Sasuke, trataba de que su tono no fuese rudo, pero el tocar su mano le producía de nuevo esa ola de sentimientos inexplicables para el pero que le gustaban mucho, le gustaba el toque de la mano del joven rubio pero no comprendía el significado y eso le asustaba un poco, el joven obedeció rápidamente a su petición y puso cara de circunstancias, parecía un poco avergonzado…

- Lo siento – se disculpo – es que es la primera vez que le doy la mano a… alguien, y esto es algo nuevo para mi… - se justifico un poco apenado el rubio.

- No importa… - contesto Sasuke girando el rostro para ocultar su sonrojo – Y dime… ¿Qué hacías durmiendo en un sitio como este? - pregunto con curiosidad e intentando salirse del rumbo

- Por que es un lugar tranquilo… - respondió el otro con mucha naturalidad.

- Eso es extraño – se dijo Sasuke en voz baja, aunque el joven rubio lo escucho y agrego.

- Bueno… la verdad… - dijo esbozando una linda sonrisa zorruna que le provoco estragos en su interior – es que mi hermana me pidió que la esperase aquí… bueno, no aquí – rectifico – si no aya, en la entrada – continuo mientras señalaba un camino más amplio del otro lado del claro al ver la cara de extrañeza de Sasuke – Pero como me aburrí de esperarla decidí dormirme un rato, pero de seguro me ha de estar buscando en estos momento - dijo sonriendo mas ampliamente y rascándose la nuca, Sasuke se sintió contagiado por su frescura y el también sonrió levemente.

- Y dime, ¿tu que haces aquí? – Se intereso el joven rubio con mucha curiosidad.

- Bueno yo… - dudo un poco Sasuke.

- ¿Si?

- Me perdí… - dijo finalmente Sasuke, su rostro termino tan rojo como las cerezas, no entendía porque le había dicho la verdad a ese chico desconocido, solo sabia que no quería mentirle.

- Ah… - fue lo único que contesto el joven rubio y le regaló otra sonrisa, por un momento Sasuke había creído que tal vez este se burlaría al revelar que se había perdido en un parque, pero para su alivio no fue así.

- Es bueno que hayas llegado aquí – dijo el joven mientras guardaba sus manos en los bolsillos de su pantalón – la salida ya no está lejos… ven vamos, yo también voy a irme ya.

Y diciendo esto, el joven le dio la espalda y se encamino hacia el camino que había señalado con anterioridad con Sasuke tras de él. Caminaron no mas de 5 minutos en silencio y con andar calmado mientras Sasuke le contemplaba por la espalda, no era alto, en comparación con él, Sasuke le llevaba como 3 o 4 cm. y parecía tener la misma edad que el.

Tal y como lo había dicho el joven ojiazul ahí estaba la salida, había un gran arco con la palabra “Parque de la cuidad” escrita con letras metálicas, y bajo este se encontraba una joven de estura baja, piel blanca incuso más que la de Sasuke, ojos y cabello negros, el cual lo traía suelto hasta la cadera, vestía un traje tipo sastre a la medida por lo que resaltaba bastante bien su figura, esta al ver al joven rubio su rostro serio se le ilumino como la mañana y corrió hacia el como si no lo hubiese visto en mucho tiempo, al llegar cerca de el se detuvo, sin tocarlo y mirándolo con ojos llenos de lagrimas de felicidad le dijo:

- Estoy tan contenta de verte

Sasuke se sintió molesto ante la reacción de la joven al verlo - ¿por que tenia que hablarle de esa forma? – pensó para si y casi de inmediato se reprendió a si mismo por ese hecho, el no era nada suyo para pensar de esa forma, y aun así ese hecho le molestaba aun mas.

- Te he estañado mucho onee-sama… - agrego la joven de cabellos negros ahora derramando un para de lágrimas.

Sasuke al escuchar esto sintió un gran alivio en el pecho, todavía no descubría porque pero realmente eso le había hecho sentir bien. Al mirar su reloj nuevamente Sasuke se sorprendió, ya eran casi las 7 de la noche y el seguía ahí, si llegaba tarde, su hermano se molestaría con él así que se adelanto y se dirigió al joven.

- Me tengo que ir, gracias por ayudarme – Y diciendo esto el joven volteo y le sonrió, de nuevo con esa calidez que le hacia sonreír a el también, y le tendió la mano en forma de despedida, cosa que el pelinegro acepto con gusto. Cuando los dos jóvenes se estrecharon la mano, la Joven los miro sorprendida y con los ojos abiertos como platos, como si estuviese viendo lo más increíble del mundo, después se soltaron las manos y el rubio se dirigió a la joven.

- Nosotros también nos vamos… Mine, despídete – le dijo con un poco de autoridad

Al escuchar esto la joven salió de su trance y solo atino a balbucear algo que Sasuke quiso entender como una despedía. Los tres caminaron hasta la calle, donde Sasuke pudo notar como él y su hermana subían a una limosina negra con vidrios polarizados que no iba nada con el pensó para si como si lo conociera de toda la vida.

El decidió irse caminando a casa, necesitaba pensar en lo que había pasado, sobre todo en el asunto de ese joven al cual había olvidado pedirle su nombre, debía aclarar sus sentimientos ¿Qué era eso que había sentido hace unos instantes? Todo aquello era muy confuso y sobre aquel joven que al pensar en el solo podía recordarlo como si fuera un sueño y aun así era tan real.

_______________________________
More than that...

Invitado Bienvenid@ a KO+ No Fansub
avatar
Orphen
Eraser Rain
Eraser Rain

Mensajes : 176
Fecha de inscripción : 27/09/2010
Edad : 31
Localización : Trabajando TT__TT... Que cruel es la vida....

http://koplusnofansub.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: The love is more than a feeling (sasuxnaru)

Mensaje por Orphen el Vie Jun 29, 2012 1:00 am

Hallo minna-san, aquí la vaga de Orphen que después de millones de años ha actualizado del fic (inner: aleluya, aleluya), si lo se u___u debería pedir disculpas y retirarme pero bueno la escuela me secuestro y aparte de eso que me trabe en un pedazo pero bueno, no pude cumplir mi promesa de actualizar en menos de un mes pero ya intentare reivindicarme para los que vienen, como recompensa (inner: si a eso le dices recompensas…¬¬) etto… ah si, trate de hacerlo mas largo que los demás aunque no se me da mucho eso de hacer largos los capis a pesar de que me la paso molestando a los demás por que los hagan largos (inner: no mereces perdón), como sea aquí se empieza ver un poco del misterio que envuelva a Itachi.. jo, jo, espero que les guste lo que van a leer, espero sus reviews que me hacen muy feliz, por cierto todos ya están contestado eh…

DISCLAIMER: (o como se escriba) Los personajes para mi desgracia no son míos son de Masashi kishimoto que me los presta un rato.
NOTA: cualquier parecido con otras historias es mera coincidencia (jo, siempre quise decir eso, pero es enserio eh...?)
DEDICO ESTE CAPITULO A TODOS LOS QUE ME TIENEN PACIENCIA



- ENCUENTROS INESPERADOS -

Esa noche durante la cena, a la cual Sasuke había llegado con bastante retrazo, su hermano Itachi había llevado algunos socios a acompañarlos, Sasuke los conocía de vista de vista porque algunas veces los había visto en el edificio donde su hermano tenía la cede de empresas Uchiha pero nunca había hablado con ellos ni sabía sus nombres. Supo que algo importante se traía entre manos ya que Itachi no acostumbraba llevarlos a cenar a casa, sus reuniones de negocios se limitaban a la oficina o a restaurantes bastante costosos aunado a esto que había solicitado su presencia, era raro, Itachi nunca le decía nada acerca de sus negocios ni mucho menos se había tomado la molestia de contestarle cuando Sasuke le preguntaba sobre algún asunto relacionado.

Cuando Sasuke entro al comedor su hermano lo miro con un poco de alivio, como si hubiera estado muy preocupado por el, cosa que le sorprendió aun más, este solo saludo con un simple –Buenas noches- al que nadie respondió y se sentó en la cabecera de la mesa rectangular, opuesto al sito donde se sentaba Itachi, enseguida los encargados de servir la comida le pusieron su primer plato, no toco nada ya que se sentía extrañamente incomodo, los tres socios de sus hermano los escrutaban sin disimulo.

Después de esos incómodos segundos Itachi llamo la atención de los hombres para presentarlo.
- Señores, este es mi hermano menor… Sasuke Uchiha

- Ya decía yo que se parecía mucho a ti Itachi-san – Dijo sin darle mucha importancia a su comentario uno de los socios, no parecía tener mas de 28 años y su boca estaba torcida en una sonrisa. Su rostro mostraba mucha confianza y sin duda un poco altanero en su forma de mirarlo tras sus ojos azul oscuro mientras se pasaba la mano sobre su lacio cabellos rubio platino que tenia peinado hacia atrás.

- Eres un tonto sin duda Hidan, jum… - Soltó burlonamente otro de los socios, el cual si no hubiese hablado con voz masculina y no hubiese llevado ese traje sastre color negro Sasuke sin duda hubiese jurado que era una mujer ya que su rostro no era muy rudo y sus cabellos rubios estaban acomodados en una coleta de caballo alta con un flequillo cubriéndole la mitad de su rostro.

- ¿Qué quieres decir Deidara? – pregunto en tono molesto Hidan por su comentario

- Bueno y ¿para que nos has hecho venir Itachi-san? – Interrumpió el tercer hombre para evitar que Deidara y Hidan siguieran discutiendo – Nos dijiste que tu hermano debía estar presente en esta reunión y por ese motivo nos has invitado a tu casa a cenar… - Su voz no emitía ninguna emoción igual que su rostro serio, de los tres socios el parecía el mas serio y maduro a pesar de que se veía mas joven que los demás y su cabello castaño estaba desaliñado.

– Quería esperar a que termináramos de cenar, pero viendo que mi querido hermano menor ha llegado tarde y como se que ustedes tienen otras cosas que hacer se los diré… - Sasuke que sintió incomodo por su comentario pero lo oculto con su habitual rostro de indiferencia e igual que los invitados presto mucha atención a lo que su hermano decía – Ya que Sasuke ha terminado sus estudios, un niño prodigio debo agregar, he decidido dejarlo a cargo de todos mis asuntos con las empresas Uchiha al igual que toda la fortuna de la familia…- Ante este esto todos en la habitación entraron en shock por sus palabras - se que esto es repentino y no se lo esperaban pero quería que lo supieran por mi, esto claro no es oficial y aun no he arreglado unos pendientes pero pronto durante una reunión que haré como una fiesta o algo así lo anunciare para todos y todo quedara en manos de Sasuke, por lo tanto a partir de mañana el estará en todas las reuniones que hagamos, la mesa directiva se enterara en la reunión pero como se que nuestros asuntos son especiales, quería que lo supieran junto con el…

- ¡¿Debes estar bromeando?! – Soltó repentinamente Deidara mientras daba un salto de su silla y golpeaba la mesa con sus dos manos - ¿Cómo es posible que quieras dejar a este… “mocoso” a cargo de todo? – pregunto con mucha ira…

- No me gusta decirlo, pero Deidara tiene razón Itachi-san- agrego Hidan con voz camada pero con una cara realmente molesta - ¿Acaso crees que esto es un juego donde si te aburres le pasas tus fichas a otro jugador o algo así?...

Itachi los escucho con su rostro impasible antes sus comentarios molestos, sabia que esa seria su reacción pero también sabia que esto era necesario y sin importarle los reclamos agrego – Estoy mas que seguro que Sasuke hará lo que tenga que hacer, además… todos hemos recibido lo que queríamos de este negocio… - Y recargando los codos sobre la mesa entrelazó las manos frente a su rostro y terminó con un tono misterioso- Nada de lo que pueda o quiera hacer el los afectará…

Hidan y Deidara pusieron un rostro mas molesto del que tenían.
- Esto no me agrada Itachi – Gritó Hidan, había perdido su poca paciencia y no le interesaba ser educado - ¿Qué estas planeando?

- No es asunto tuyo, que sea paciente, no indica que voy a aceptar tu comportamiento y al igual no interfiero en tus asuntos, espero que ustedes no interfieran en los míos, lo que necesitan saber ya lo he dicho, lo demás ya no les concierne mas que a Sasuke.

Este reaccionó al escuchar su nombre, el socio de su hermano tenía razón, todo esto era muy misterioso y no sabía que era lo que pasaría ¿qué pretendía su hermano?, nunca le había dejado enterarse de nada de sus negocios y así como así, dar el anuncio tan repentino de que se lo dejaría todo.

- ¡Yo me largo! – anunció Deidara sumamente molesto y salió del comedor tirando su silla.

- Yo también me voy – agregó Hidan con un tono calmado – necesito pensar con calma esto que has dicho, pero sigo pensando que será una molestia – terminó con una cara de pocos amigos dirigida a Sasuke y salió de la habitación, segundos después se escuchó como cerraban la puerta de un golpe.

- Hum… - fue lo único que soltó el joven de cabellos castaños mientras se sujetaba el tabique nasal con impaciencia y cansancio.

- ¿Sucede algo Sasori-san? – preguntó Itachi más por compromiso que como si realmente le importara

- Esos dos siempre sobreactúan, los cuatro sabemos el precio de nuestras acciones y… - miró significativamente a Sasuke y luego volvió a ver a Itachi y agregó con tono de misterio y complicidad – seguramente se acerca el tiempo para lo que planeaste concluya, ya que lo que deseabas se cumplió… pero ¿En verdad estás seguro de querer dejarle todo a Sasuke…? no es que me importe pero él es aún muy joven…

- Nosotros también éramos jóvenes cuanto iniciamos esto

- Pero ya hace mucho tiempo de eso, no es lo mismo…ya no…

- ¡Ya basta! – Soltó Sasuke molesto viendo a los dos hombres del otro lado de la mesa – hermano, yo…

- ¿A ti también te molesta mi decisión?

- No, no es eso…yo…no se… - Dijo dudosa Sasuke mientras desviaba la mirada del frente - Creo que yo también me retiro, necesito pensar

- Aún no has tocado tu comida

- No tengo hambre – y diciendo esto salió del comedor azotando la puerta igual que Deidara (N/A: vaya con estos tipos, ¡pobres puertas!)

- Vaya que tiene su carácter – comentó Sasori

- Lo tomó mejor de lo que pensé

- ¿Piensas contarle todo Itachi-san?

- No, dejaré que el lo descubra por su cuenta, no puedo dejarle todo tan fácil, una vez que lo sepa el sabrá que hacer con eso y espero que todo esto salga bien, siempre y cuando los otros no intervengan…

- ¿Qué harás si lo hacen?

- Pronto arreglaré ese asunto, a ella le ofrecí algo que le interesó…

- ¿Estás planeando darle tu vida?

- No, esa ya ha sido tomada, pero hay otras cosas…aunque tal vez no le agrade del todo la idea, dependerá del humor que esté.

- Espero no te equivoques, has encendido la mecha y si no tienes cuidado tú y tu hermano se quemarán.

- Lo sé…

El resto de la cena lo pasaron en silencio y en cuanto terminaron Sasori se despidió, cogió su abrigo y se fue, a pesar de que el día había sido muy caluroso un extraño frío había comenzado a cernirse por toda la ciudad haciendo descender la temperatura hasta cerca de los 0º, probablemente nevaría, ya en la entrada de la casa Sasori se giró y rompiendo el silencio que se había formado, comentó – Este frío es inusual, es…sobrenatural

- Deberíamos preguntarles a ellos tal vez tengan algo que ver… - contestó un poco pensativo Itachi – hoy se reunieron cuatro de los nueve, y es probable que pronto llegue uno más a cobrar lo que debe, tal vez esto es una señal…

- Pues si lo es no me agrada, no es bueno que se junten tantos en un mismo lugar.

Y diciendo esto, salió hacia el frío de la noche y se apresuró a entrar a la limusina que lo esperaba mientras su chofer le miraba con aprensión y con una última mirada llena de misterio Sasori se perdió en la oscuridad de la noche. Itachi regresó a su casa y subió a su habitación, se sentía satisfecho de que al menos Sasori si lo hubiese comprendido, era un peso menos que enfrentar, ahora solo tenía que saber que haría Sasuke a partir de ahora

Esa noche por primera vez, en mucho tiempo, Itachi pudo dormir sin ninguna molestia o dolor. Por otro lado, no pasaba lo mismo con Sasuke, éste en cuanto había abandonado el comedor se había ido a su habitación a tomar un baño, se sentía confundido y este lo ayudó a relajarse un poco, ¿¡Es qué acaso todo el mundo estaba conspirando contra su paz interna!? De nuevo tenía que tomar una decisión, tal vez su hermano tenía razón y se estaba volviendo débil.
Cuando terminó su baño aún seguía pensando en las palabras de su hermano y en todo lo que le había pasado ese día; se metió a la cama y casi de inmediato se durmió, y comenzó a soñar.

En el primer sueño o mejor dicho pesadilla, una mujer a la que no le veía el rostro, con un largo vestido de novia y de ondulante cabellera rosada (N/A: jo, como dije yo no tengo nada contra Sakura, pero este es un regalo para quien la odia aunque sea pequeño =P) le perseguía con una sierra eléctrica para obligarlo a casarse con ella e inmediatamente su hermano se le unía para llevarlo a rastras a una iglesia en ruinas mientras un Sasori vestido de sacerdote les leía los votos matrimoniales y se los hacía firmar pero estos no eran actas de matrimonio si no contratos de las empresas Uchiha, todo esto mientras Hidan y Deidara les lanzaban arroz vestidos con un traje de Santa Claus… Sasuke se retorcía desesperadamente entre sus sábanas intentando escapar de todos y mientras corría en sus sueños todo se tornó oscuro y se sintió caer, esto le hizo despertarse de un salto respirando agitadamente y bañado de un sudor frío.
Al sentarse en su cama se dio cuenta de que estaba enredado en sus sábanas (N/A: ok, esto le ha pasado a Orphen también =p así que me proyecte XD), después de forcejear con ellas, logró acomodarlas. Tenía sueño pero no le apetecía volver a tener aquella horrible pesadilla así que decidió levantarse a tomar un poco de agua, cuando se retiró las cobijas de encima se dio cuenta de que hacía mucho frío y de que la gran ventana de su habitación estaba empañada, cubriéndose con su bata de dormir se dirigió hacia ella y pasando la mano encima para mirar, se sorprendió al mirar una gruesa capa de nieve por todo el jardín, aún caían unos cuántos copos de nieve pero el cielo estaba completamente despejado y se veían las estrellas mientras la luna brillaba con todo su esplendor iluminando la habitación con su tenue luz azul. Esa visión le hizo relajarse y después de tomar su vaso con agua regresó a su cama. Al mirar su reloj marcaban las 4 de la mañana, aún tenía tiempo para dormir y deseando que esa desagradable pesadilla no se repitiera cerró los ojos y se acurrucó nuevamente en su cama, rápidamente volvió a quedarse dormido y nuevamente volvió a soñar:

Igual que el día anterior, se encontraba perdido en aquel extraño parque pero esta vez ya conocía el camino, corrió desesperadamente por todas las bifurcaciones y los largos caminos adoquinados cubiertos de pasto largo y sin cuidar, pero ahora no buscaba la salida… buscaba… ¿Qué buscaba con tanta desesperación? Y de pronto esos ojos azul celeste aparecieron frente a el nuevamente haciéndole parar en seco, era él, era ese joven rubio al que buscaba, se encontraba de pie en ese mismo claro con las manos en los bolsillos de su pantalón y con una gran sonrisa en su rostro, se sentía feliz de verlo y sin dudarlo se puso frente al joven quien lo miraba un poco sorprendido. Sasuke sonrió y le acarició el rostro con el dorso de su mano mientras el joven cerraba los ojos ante su tacto y en sus labios se dibujaba una tenue sonrisa, era irresistible, todo su ser lo deseaba con desesperación, sentía nervios y al tocar su suave piel, sentía calosfríos y mariposas en el estómago, le gustaba esa sensación, quiso sentirlo mas cerca suyo y salvó la distancia que lo separaba mientras sujetaba la barbilla del joven y se disponía a besarlo.

Podía sentir sus labios suaves y sonrosados al igual que su cálido aliento colarse por su boca, su corazón latía a mil por hora…de pronto la alarma de su despertador sonó interrumpiendo aquel sueño (N/A: Seh, lo se me odian por interrumpir los sueños del pobre de Sasuke-kun pero así soy de cruel…) cuando Sasuke abrió los ojos se encontraba abrazando fuertemente su almohada la cual era la que había intentado besar, la decepción lo puso de mal humor y de un golpe cayó al molesto despertador mientras aventaba lo más lejos que pudo esa almohada, aún tenía unos minutos antes de levantarse así que se volvió a recostar en su cama, cerró los ojos en intentó recordar ese sueño.

Casi lo había logrado y si no hubiera sido por ese estúpido despertador…el… - Un momento – pensó Sasuke abriendo los ojos y sentándose en su cama tan rápido que se mareó, ¿Se estaba lamentando de no haber podido besar…a…un chico?, ¡Dios! ¿Que pasaba con el? De estar un día antes pensando en que si sería bueno casarse con Sakura o no, paso a tener sueños extraños con el chico rubio que le había ayudado, ni siquiera sabía su nombre o si lo volvería a ver y ya tenía visiones extrañas de una relación con el ¿Qué pasaba? ¿Era el stress?

Sus pensamientos fueron interrumpidos por el sonido de su estómago que reclamaba por comida a la vez que sentía vacío y dolor, era verdad, no había comido desde la mañana del día anterior así que se destapo y se metió a la ducha. A pesar del frío que hacía el agua estaba caliente y le hizo sentir bien, cuando terminó se vistió con uno de los muchos trajes que tenía en su armario, se engominó el cabello y bajó a desayunar, eran las 8:10am pero su hermano ya se encontraba desayunando con una inusual sonrisa y parecía muy relajado, éste al notar la extraña mirada de Sasuke solo lo saludó.

- Buenos días hermanito ¿dormiste bien?

- Eh…sí, mas o menos

- Me alegro, esperaré a que termines de desayunar y…

- ¿Por qué piensas que he aceptado lo que dijiste anoche? – le cortó Sasuke con rudeza

- No es lo que piense – contestó Itachi con seriedad pero sin borrar su sonrisa – yo nunca te pregunté si querías ¿o sí?

- ¿Qué? – fue lo único que pudo responder Sasuke ante la respuesta de su hermano.

- Si ya terminaste, nos vamos – dijo volviendo su cara de indiferencia, Sasuke sólo asintió, de nuevo volvía a perder el apetito (N/A: Este de no comer se nos va a ir al hospital de una úlcera gástrica o algo parecido) el camino hacia la oficina fue largo y silencioso, ninguno hizo ni dijo nada, cada quien se sentó de un lado de la limosina y miraba por la ventana el camino con indiferencia, parecía que otra vez volvían a la rutina, al menos ahora ya sabría de que iban los misteriosos negocios de su hermano.

Al llegar al edificio se dirigieron inmediatamente al ascensor el cual los llevo al último piso donde se encontraba la oficina de Itachi, ahí estaba su asistente esperándolo en la puerta con unos papeles apretados contra su pecho, era una joven con una gran sonrisa y ojos castaños, su traje era de un rosa pastel y se peinaba con dos chonguitos, el color de su traje había escandalizado a varios pero Itachi se hacia de oídos sordos ya que era muy eficiente y le importaba poco el como se vistiera.

- ¿Qué tenemos para hoy Ten-ten? – pregunto Itachi mientras tomaba los papeles que sostenía la joven.

- Ya comencé los trámites que me pidió para que todo lo que está a su nombre para al joven Sasuke… y… - dudo un momento.

- ¿Sucede algo… Ten-ten?

- Bueno… vera - puso un rostro compungido mientras buscaba el como dar su mensaje – Yo… trate de que esperaran afuera, pero dijeron que a usted no le molestaría que lo esperasen en su oficina y han estado esperando ahí adentro desde hace 20 minutos.

- ¿Son Hidan y Deidara?

- No… no señor, son dos jóvenes de la edad del joven Sasuke, un hombre y una mujer, les dije que tenían que hacer una cita para verlo por que tiene mucho trabajo pero dijeron que así hubiesen llegado a la media noche usted los recibiría…

Itachi al escuchar estas palabras abrió demasiado los ojos y por un momento parecía confundido, se cubrió la cara con su mano izquierda mientras que con la derecha se sujetaba del hombro de Sasuke tratando de mantener el equilibrio, Sasuke nunca había visto a su hermano actual de esas manera, ¿Quiénes serían esas personas para causar tal efecto en el?

- Que nadie, bajo ninguna circunstancia nos interrumpa, no me pases llamadas ni entres ¿Entendido?... – Ordeno Itachi con aprensión.

Y diciendo esto abrió la puerta y entro junto con Sasuke, este se quedo en shock al ver quienes eran las personas que esperaban a Itachi.

- Ohaio Itachi-san, tanto tiempo sin vernos… - dijo con una gran sonrisa en su rostro un joven rubio quien estaba recargado en el filo del escritorio de Itachi del otro lado de la habitación

Frente a el se encontraba el joven de ojos celestes de su sueño, con esas misma sonrisa que le había dirigido el día que lo conoció, pero ¿Cómo era que conocía a su hermano? ¿Acaso el también era uno de sus socios?

- ¿Por que pones esa cara? sabía que el vendría, está aquí solo por ti Itachi… - Fueron las palabras de la joven de cabellos negros que se encontraba sentada en unos de los sillones y que casi había sido olvidada por los recién llegados, su tono era frío pero su rostro denotaba tristeza.

- Mine… ¡¡También has venido!!- Dijo Itachi tratando que su voz sonara calmada pero solo salía sorpresa – No pensé que vendrías con Kyuv…

- NARUTO!!!- lo interrumpió el rubio con un extraño brillo en la mirada.

Todos en la habitación estaban tan atentos a lo que diría Itachi que por primera vez en su vida, todos pasaron maratónicamente de Sasuke, este no podía despegar la mirada del rubio, ahora ya sabía su nombre…

- Naruto… - susurro Sasuke

Sin haberse dado cuenta el había articulado el nombre del joven, había roto el silencio que se había formado y todos voltearon a verlo. Inmediatamente el rubio lo miro directamente a los ojos y estos se iluminaron pero sin pensarlo grito sorprendido mientras lo señalaba como niño pequeño…

- ¡¡Tu eres el del parque, ¿Acaso me seguiste hasta aquí?!!

Todos tenían una gota en la cabeza ante tal comentario absurdo y como Naruto le había cortado el momento a Sasuke con esa pregunta tonta inmediatamente perdió los estribos.

- ¡¿Qué yo te seguí?! ¿Estas loco, por que habría de hacer eso?, esta es la empresa de mi familia, en todo caso debería ser yo el que te preguntaría eso… DOBE!!!

- ¡¡Y yo como iba a saber que eres Uchiha ¿eh?!!!

- ¡¡Pues eso fue tú culpa por no preguntarme mi nombre, solo te fuiste y ya… tu tampoco me dijiste como te llamabas ¿o si?!!! – Termino de gritar Sasuke y por alguna razón tenía sonrojado el rostro.

Itachi y Mine lo miraron con inquietud por sus gritos y Naruto estaba sorprendido, sin penarlo se acerco a Sasuke e invadiendo su espacio personal recargo su frente en el hombro de Sasuke que se quedo muy quiero sin saber como reaccionar ante la cercanía ya que lo ponía nervioso y a pesar de sentir todo un torrente de emociones por tenerlo cerca no pudo dejar de notar su olor a vainilla.

- Lo siento… - susurro el rubio a Sasuke y sin abandonar su posición agrego - dime… ¿Cómo te llamas?

- Cuando conoces a alguien debes decir primero tu nombre dobe… - contesto Sasuke desviando la mirada para que su hermano que lo miraba con curiosidad y sorpresa no se diera cuenta de su sonrojo.

- Es verdad… - susurro nuevamente el rubio y levantando el rostro del hombro de Sasuke, quedando a escasos centímetros de su rostro – Soy Uzumaki Naruto…

- Yo soy Uchiha Sasuke – contesto este con una voz ronca y sensual que ni el mismo sabía que tenía.

De pronto en menos de un segundo, no supo ni como pero su hermano con un rápido movimiento que le pareció sobrenatural los separo jalando a Naruto de vuelta al escritorio donde estaba sentado y lo acorralo con un brazo mientras le daba la espalda a Sasuke… y volteando ligeramente para verlo con el rabillo del ojo le dijo seriamente…

- Naruto-kun, Mine-chan y yo tenemos que hablar ¿Podrías salir un momento?

- Pensé que me ibas a dejar estar en todas tus reuniones - contesto molesto Sasuke por su forma tan brusca en que los había separado y por como tocaba al rubio, no sabía por que pero no le gustaba.

- Por favor Sasuke – repitió Itachi en tono de suplica mientras sin soltar a Naruto miraba por la ventana de su oficina.

- Esta bien, iré a dar una vuelta- Contesto con reticencia Sasuke confiando en que pronto podría volver a ver al rubio.

- Nos veremos después... Sasuke - se despido Naruto quien había recuperado su sonrisa y agitaba la mano como si estuviera a muchos metros de distancia, ante esto Sasuke torció la boca en una sonrisa y se fue.

Al pasar frente al escritorio de Ten-ten le repitió las ordenes que le había dado su hermano anteriormente y bajo por el ascensor, no sabía cuanto tardaría su hermano pero ahora que por una razón que aun no comprendía se sentía calmado ya tenía hambre, así que iría a comer a la cafetería que se encontraba a medía cuadra la de oficina, iba tan concentrado en sus divagaciones que no se percato de que lo observaban desde una limosina blanca que estaba estacionada cerca.

- ¿Es el Deidara-sama? - pregunto el chofer

- Así es, es Uchiha Sasuke, jum…

- ¿Quiere que me haga cargo de el?

- No, no quiero que haya ningún error y mucho menos evidencia así que… Gaara-kun…- Dijo con voz cantarina mientras se dirigía a un joven pelirrojo de ojos agua marina y mirada severa que se encontraba sentado a su lado.

- Está bien, lo haré – Contestó sin emoción el pelirrojo - pero se me hace un desperdicio de tu vida.

- Yo decido que hago con ella así que ¡¡hazlo!!- le grito Deidara de mal humor

- Como quieras…

Y diciendo esto Gaara desapareció en una pequeña brisa dejando solo un poco de arena, los días de Uchiha Sasuke estaban contados… y el tendría que ser el encargado de hacerlo a pesar de que no tenía ningún interés en ello.


///////////////////////////////////////////////////////////////////

Orphen: ¿Y bien que les ha parecido? que la verdad me ha costado un poco de trabajo el poner los diálogos a Naru-chan y a Sasuke-kun por que tenía miedo de cambiarles las personalidades y que no fuesen ellos pero según mi hermana lechuga están bien, ya me lo dirán en los reviews o eso espero…

Naruto: Yo ya aparecí ^^

Sasuke: y que clase de sueños son esos eh?

Orphen: =P lo siento me proyecte pero quería que fuese interesante…

Sasuke: consíguete una vida… ¬¬’

Orphen: no para que si tengo la tuya para jugar =P

Sasuke: …

Sakura: yo no he salido, mejor ya salieron los de Akatsuki y yo nada ¬¬, quiero saber ¿me casare con Sasuke-kun? *¬*

Orphen: ¬¬ no es mi fic…

Bueno hemos llegado al fin de este capi, gracias por ser tan pacientes todos y no haberme mandado virus aun a mi correo ^^ el siguiente no tardara tanto como este, eso si es seguro… Sobre el lemon pues todavía le cuelga un par de capis para que pase pero ya estoy trabajando en eso…

Siguiente capitulo:
“Hermanos”

Y recuerden lo que dice Mayumi-chan, No olviden su ración semanal de LEMON, que la vitamina C es buena para la salud…

_______________________________
More than that...

Invitado Bienvenid@ a KO+ No Fansub
avatar
Orphen
Eraser Rain
Eraser Rain

Mensajes : 176
Fecha de inscripción : 27/09/2010
Edad : 31
Localización : Trabajando TT__TT... Que cruel es la vida....

http://koplusnofansub.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: The love is more than a feeling (sasuxnaru)

Mensaje por Orphen el Vie Jun 29, 2012 1:03 am

Hallo minna-san aquí de nuevo la vaga de yo con un nuevo capitulo de este fic baraton que me hacen el honor de leer, en verdad gracias por eso... y bueno solo les diré que sus reviews ya están contestados, me encantan todos y cada uno de ellos siempre se los digo pero creo es necesario... Espero me dejen nuevos, y bueno ya basta de palabrería, al fic... ^^


DISCLAIMER: Los personajes para mi desgracia no son míos
son de Masashi kishimoto que me los presta un rato.


DEDICO ESTE CAPITULO A MAYUMI-CHAN ^^,
GRACIAS A TUS FIC’S ME INSPIRAS A CONTINUAR CON EL MIO.



- HERMANOS -

En cuanto Sasuke salio de la oficina de Itachi este se apresuro a cerrar con llave por si se le ocurría regresar (N/A: XD), se encontraba nervioso, le preocupaba que Sasuke conociera a Naruto y mas que conociera el trato que había hecho con este.

- Te vez nervioso Itachi-san – interrumpió Mine aun con su tono frió – parece que te sorprende verlo… creí que sabías que vendría.

- La verdad es que me sorprende más el verte a ti aquí que a él…

- No deberías… aunque te diré que yo también me sorprendí cuando me dijo el motivo del por que estaba aquí – dijo Mine mirándolo fijamente a los ojos con furia contenida – Nunca me dijiste que habías hecho un trato con él…

- No pensé que mis negocios te afectaran… - contesto Itachi con suficiencia

La joven ya no contesto nada, solo desvió la mirada para evitar la de itachi, este para evitar una discusión que sabía pronto comenzaría decidió cambiar de tema con el asunto del clima que le había preocupado a Sasori.

- Por cierto, ¿ustedes saben a que se debe este cambio de clima tan repentino?, no es normal ya que estamos a finales de julio…

Esta vez Naruto fue el que contesto, había estado jugando con las cosas que Itachi tenía en su escritorio ajeno a la conversación anterior y sin dejar de jugar con unas esferas que se golpeaban entre si dijo:

- Fue Isonade*, estaba contento por vernos y fue tanta su emoción que nevó…- dijo Naruto como si fuese lo mas normal del mundo.

- ¿Isonade? – Pregunto Itachi, el nombre se le hacía conocido pero no recordaba de donde ¿Quién podría ser? Aunque intuía la respuesta, tendría que ser uno de ellos, si no ¿Quién podría causar una nevada solo por emoción?

- Creo que tu lo conoces como Kisame – Contesto a su pregunta sin dejar de jugar pero regalándole una sonrisa zorruna.

- No sabía que le conocías… Naruto-kun –

- ¡Claro que lo conozco! – Dijo el rubio - ¿Cómo no conocer a mi hermano?, estaba contento por vernos por que la última vez que nos vimos fue cuando Shukaku** apareció, entre nosotros no nos vemos seguido así que nos sentimos felices cuando nos encontramos, aunque, es la primera vez que somos mas de dos en un mismo lugar… - termino expresando un poco de duda en su rostro…

- Y dime ¿Cómo es que te conoció mi hermano menor?- Pregunto Itachi intentando desviar el tema del porque y enfocándolo en algo mas importante.

Naruto por primera vez se veía confuso, dirigió la mirada hacia arriba en forma de concentración como intentando recordar algo de muy en el pasado, al cabo de un par de minutos contesto.

- Pues no lo recuerdo bien, solo recuerdo que me quede dormido y mientras soñaba sentí que me llamaban y una calidez en mi rostro que me hizo sentir muy feliz, y cuando abrí los ojos ahí estaba el, no lo recuerdo muy bien, siento como si solo hubiese sido un sueño pero al verlo se que no fue así y me da gusto conocerlo – concluyo Naruto con una sonrisa inocente – Ahora que lo pienso Itachi-san, se parece mucho a ti, es casi idéntico a como te veías el día que nos conocimos…

Naruto continuo jugando con las demás cosas del escritorio de Itachi, este ya no se encontraba tenso, se había formado teorías oscuras del porque se conocían su hermano y él pero ninguna como esa, ahora estaba tranquilo y por fin pudo detenerse a mirar al joven, nada en el había cambiado desde hacia 8 años que lo había conocido y había hecho el trato, no había envejecido ni un año, su cabello no había ni siquiera crecido un centímetro, sus hermosas orbes azules seguían mostrando esa inocencia, pureza y bondad que aquel día, lo único que podía decir que había cambiado en el era su sonrisa, cuando lo conoció nunca sonrió como lo había hecho tantas veces en ese poco tiempo que había pasado en su oficina, se podría decir que ahora era perfecto. Sus pensamientos fueron interrumpidos cuando Mine hizo ruido al levantarse del sillón y se dirigió a la puerta, el acudió casi de inmediato a su lado y sujetó su muñeca para evitar que abriera la puerta.

- ¿Te vas tan pronto Mine-chan? – Pregunto Itachi con una sonrisa en el rostro.

Esta sin mirarlo a los ojos contesto – No es asunto mío el trato entre mi hermano mayor y tú así que mi iré.

- ¿Puedo pedirte un favor?

- No – contesto tajantemente Mine que por fin lo miro duramente.

- Cuídalo… te daré lo que quieras - Le susurro Itachi a su oído de manera sugerente, esta de la misma forma se acerco a Itachi casi rozando sus labios con los de él para luego desviar su camino a su oído y con un tono melancólico le contesto – Lo que yo quiero, no me lo puedes dar…- Y diciendo esto se deshizo fácilmente del agarre de Itachi y desapareció den un haz de luz, ninguno de los presentes de inmuto ante esto, y sin darle mayor importancia a eso Itachi dirigió su mirada al rubio y sin perder su tono sugerente le pregunto:

- ¿Qué es lo que va a pasar a hora?

El rubio dejo lo que estaba haciendo y de un salto bajo del escritorio, se acerco a Itachi y sujeto su barbilla para acercar un poco su rostro, ya no sonreía como hacía unos segundos si no que su rostro se torno serio y sus ojos tenía un brillo diferente – Te oyes muy confiado para ser alguien que esta apunto de morir.

- Hace 8 años también lo estaba, nunca tuve dudas acerca de las condiciones de nuestro acuerdo y todo este tiempo no me ha hecho retractarme de mi decisión, no me arrepiento de nada – dijo Itachi mientras sujetaba la mano del rubio y pasaba el dorso de la mano de este por su mejilla.

-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/


Sasuke había llegado a la cafetería justo cuando iniciaba su servicio, el local se encontraba prácticamente vacío, no sabía si era por que era un domingo por la mañana o por la nevada pero agradeció a cual fuese la razón ya que no se encontró con ningún conocido ni a una molesta fan que lo acosase así que podría pasar tranquilamente, pidió un café y se sentó cerca del ventanal mirando hacia la calle como a la espera de alguien, los minutos pasaron y la mente de Sasuke comenzó a divagar, para su fortuna o desgracia su mente lo llevo a ese joven rubio de mirada celeste (N/A: ¿Quién mas si no el?), no lo entendía, ¿Qué tenía el para hacerlo reaccionar de ese modo?, ¿su físico? no podía ser, lo había visto detenidamente (mas de lo que permite el decoro) y no cría que fuese eso, ¿sus ojos? Eran muy hermosos sin duda pero no… no, tampoco podía ser eso, ¿Su carácter? Pues no le conocía realmente pero por la reacción de hacia unos momentos denotaba que era un poco despistado y bastante inocentón, sin embargo al recordarlo en conjunto y visualizar esa deliciosa sonrisa que siempre le regalaba lo hacía sentir una sensación en su pecho muy extraña, como una mezcla de emoción y nerviosismo eso mismo que había sentido cuando esa voz misteriosa lo llamaba… - Arggg…. Demonios!!! – se quejo por dentro Sasuke mientras se recargaba sobre la mesa y se llevaba su mano derecha a la frente cubriendo su vista y su rostro molesto… de nuevo esos pensamientos, una cosa era soñar con el - bueno, los sueños nadie los controla - ¿pero ahora esto? Pensando en el como un tonto… lo peor de todo es que es un hombre… ¿no se suponía que le gustaban las mujeres?... aunque, pensándolo bien, nunca le habían interesado las chicas en si, solo estaba…

De pronto, unas manos le cubrieron los ojos a la vez que una voz femenina le decía con mucho entusiasmo.
- Adivina ¿Quién soy?

- Sakura – contesto Sasuke con voz grave mas contestando a sus propio pensamientos que a la joven, pero ¿Quién mas haría ese juego? Era la única con tanta confianza para hacerlo y aun así siempre lo hacía.

Enseguida quito sus manos y jalo la silla que estaba al lado de Sasuke sin invitación, vestía un abrigo de lana color rosa que no dejaba ver nada mas de su cuerpo y sus mejillas estaban un poco coloreadas por el frió, esta le sonrió.

- Cuando llegue Ten-ten me dijo que tu hermano tenía una reunión y que tú te habías ido a desayunar, supuse que te encontraría aquí.

Sasuke no contesto, solo le miro y volvió a tomar un poco de su café para después volver a enfrascarse en sus pensamientos, era verdad, estaba Sakura, según todos sus conocidos ellos hacían la parece perfecta pero ¿Qué sentía por ella?, dirigió su mirada a la joven pelirosa mientras esta pedía algo para desayunar… la observo con detenimiento, sin duda era bonita (N/A: No me maten please… >__<), inteligente, fiel, confiable, siempre había esta a su lado y sabia que lo conocía mejor que cualquier otra persona pero bien esas cualidades se le podían dar a un perro así que pensó, lo que siento por ella no es ningún tipo de atracción física era fácil saberlo, mentalmente intento compararlos pero simplemente no pudo y es que no se podía, al pensar en el rubio se llenaba de algunas emociones confusas pero que le gustaba sentir y luego al pensar en la joven… nada, no sentía nada, recordó las veces que la había besado o esta le sonreía y… nada… Simplemente nada…
La mano de la pelirosa se paso frente a su cara varias veces antes de que se diera cuenta de lo que sucedía.

- Sasuke-kun…- llamaba la pelirosa

- Si, ¿Que pasa Sakura? – contesto molesto Sasuke por la forma en que lo había traído de vuelta a la realidad.

- ¿Te sientes bien? Te noto distraído – dijo con preocupación mientras intentaba tocar la frente de Sasuke para medirle la temperatura.

- Estoy bien – corto Sasuke alejando la mano de Sakura de su rostro – Solo necesito un poco de aire – y sin mas se levanto y se alejo…

- Espera… te acompaño – le grito la joven y dejo su comida a la mitad, mientras se dirigía tras de Sasuke le grito al encargado - ¡¡Déjelo a nuestra cuenta!!

- ¡¡Por supuesto Srta. Haruno!!- le contesto el encargado con una sonrisa.

No le fue difícil llegar con Sasuke ya que este se encontraba de pie a unos cuantos pasos de la cafetería, frente a el se encontraba un joven pelirrojo de ojos agua marina con unas ojeras muy pronunciadas, vestía un fino traje sastre color negro y miraba de una forma extraña e intimidante.
Sasuke no le conocía pero se puso tenso y apretó los puños y la mandíbula ese joven no le inspiraba confianza, cuando Sakura se quiso acercar este le impidió el paso con su brazo.

- ¿Qué sucede Sasuke-kun? – pregunto asustada la Haruno.

- Quédate atrás – le ordeno Sasuke.

El joven pelirrojo saco sus manos de los bocillos de su pantalón y se acerco un poco más.

Me pidieron que me encargara de ti… Uchiha Sasuke – Dijo el joven arrastrando las palabras y esbozando una sonrisa que bien parecía la de un loco – pero viendo la situación tendrán que ser los dos… - agrego mirando a Sakura, la cual se encogió y se oculto detrás de Sasuke – No podemos dejar ningún testigo…

Sasuke no sabía que hacer, se encontraba confundido por la reciente aparición del joven pero su rostro se mantenía impasible, volteo a varios lados de la calle pero se encontraba vacía, ni un auto ni siquiera un pájaro, todo había quedado desierto y en silencio como por arte de magia.

- ¿Quién demonios eres? – pregunto molesto Sasuke.

- Un demonio seria una buena definición – respondió con sorna el pelirrojo – pero si tanto te interesa saber el nombre de quien terminara con tu miserable existencia te lo diré, mi nombre es… Sabaku no Gaara.

Sakura temblaba a cada palabra del joven y sin dejar de ocultase tras Sasuke pregunto con voz temblorosa:

- ¿Por… por que quieres matarnos?... ¡¡¡Nosotros no te hemos hecho nada!!! – termino gritando

- No te alborotes jovencita – corto lenta pero firmemente Gaara – la realidad es que los acabo de conocer pero este es “su” deseo, a mi solo me interesa la paga…

- ¡¿Cuánto te pagaron?! ¡¡Te pagare el doble de lo que te ofrecieron!! – grito Sakura ahora confiada de que tal vez podría salvar su vida y la de Sasuke que aun seguía tenso y miraba fijamente a Gaara.

Ante estas palabras el pelirrojo soltó una carcajada a mandíbula batida, como si lo que acabase de decir fuese muy gracioso.

- ¿De que te ríes? – pregunto ofendida Sakura.

- ¿Acaso no lo entiendes niña tonta? ¿Qué parte de “Soy un demonio” no entendiste?

- Eso quiere decir que… - Sakura no terminó su frase ya que ella misma se cubrió la boca con ambas manos para cubrir su sorpresa.

- Exacto – Sonrió Gaara satisfecho de que por fin hubiese comprendido - la única forma que hay para hacer un trato conmigo es que me des tu… alma… - guardo silencio para que sus palabras surtieran efecto y continuo – la que tengo ahora es muy, muy deliciosa… ¿tu me estas ofreciendo el doble? Amenos que decidas darme tu alma y la de otro incauto no tienes escapatoria, y para el caso da lo mismo ¿no crees? – volvió a sonreír – Y, como tu solo eres un extra creo que comenzare contigo pequeña…

- ¡¿Cómo?! - pregunto sorprendido Sasuke que por fin reaccionaba, sintió como el cuerpo de Sakura se separaba de él y se alejaba un poco, al voltear a verla pudo ver la clara muestra de miedo y confusión en su rostro mientras su mirada se perdía en los ojos del joven pelirrojo, sin pensarlo nuevamente se coloco frente a Sakura y con los brazos extendidos intento protegerla.

- No dejare que la lastimes, dijiste que el asunto era conmigo, déjala fuera de esto maldito… - grito Sasuke con furia contenida.

- Qué lindo de tu parte pero lamento informarte que no estas en posición de exigir nada.

Y con un rápido movimiento Gaara golpeo a Sasuke en el estómago con su rodilla, a pesar de que Sasuke siempre se había mantenido en forma y su condición física era envidiable el golpe del pelirrojo lo dejo sin aire fácilmente haciéndolo doblarse y quedar de rodillas sobre la acera.

- Tu solo disfruta del espectáculo, que tu serás el siguiente – le sonrió Gaara con malicia viendo como la pelirosa daba pasos hacia atrás mientras este avanzaba hacia ella, su cuerpo no reaccionaba, la mente de la joven le gritaba - ¡¡¡MUEVETE!!! - pero su cuerpo no hacia mas que temblar y seguir caminando hacia atrás con torpeza, al final tropezó y callo sobre su trasero… Gaara sonrió con satisfacción.

- Esto será rápido, aunque no te prometo que sea indoloro…

Y diciendo esto arena comenzó a salir del cuerpo de Gaara moviéndose como si tuviese vida propia, Sasuke no podía creer lo que veían sus ojos, en verdad era un demonio, la arena comenzó a cubrir el cuerpo de Sakura hasta dejarla encerrada en un capullo… Gaara volteo a ver a Sasuke y estiro su brazo izquierdo en dirección del capullo de arena con la palma extendida.

- Con solo cerrar mi puño ella morirá – le grito Gaara a Sasuke con emoción

- ¡¡Sakura!! – Grito Sasuke levantándose a pesar del dolor en su abdomen y sacando fuerzas corrió hacia donde estaba Gaara, este al ver su reacción levantó su otra mano y mas arena salió y tomo la misma forma de su mano dirigiéndose a Sasuke, este zigzagueo para intentar esquivarlo pero la arena cambiaba de dirección al igual que el, cuando el puño de arena estuvo a punto de cogerlo no supo de donde ni como pero una persona se puso frente de el y de un manotazo deshizo el ataque, claramente pudo ver que la mano de esta persona esta cubierta de descargas eléctricas.

Gaara al ver a la persona que tenía frente abandono su expresión de satisfacción y puso una de sorpresa para inmediatamente cambiarla por una que reflejaba molestia.

- ¡¡¿Por qué lo has hecho?!! – Le gritó con furia – ¡¡¡Yo no me meto en tus asuntos Raijuu***!!! – Y diciendo esto intento comprimir el capullo de arena pero por mas que lo intentaba no podía cerrar su puño…

De pronto, el capullo se abrió como un cascaron con una especie de energía oscura con forma de humo negro y denso el cual disperso la arena con facilidad dejando a Sakura inconciente sobre la acera.

- Siento decírtelo Shukaku…- Se oyó una voz femenina proveniente de la energía oscura que acababa de deshacer su técnica mientras le iba dando forma a una mujer muy hermosa de cabellos castaños claros, ojos azules claros y piel blanca… - Pero si te estas metiendo en nuestros asuntos…- termino de decir la mujer disolviendo el humo negro que rodeaba su cuerpo.

- ¿Tu también Nekomata****? – Su rostro se encontraba crispado por tener a las dos de cada lado.

Sasuke no cabía en su sorpresa ¿Quiénes eran esas personas? ¿Cómo es que habían parecido de la nada?, tenían nombres extraños y parecía que Gaara se encontraba indefenso antes estas pero ¿Por qué? ¿También eran como el? De pronto tuvo conciencia de que la persona que se encontraba frente suyo se le hacía conocida, su cabello largo color negro y esa ropa, no podía ser cierto o ¿si?

- ¿Estas bien? – le pregunto la joven.

- ¿Cómo?- Pregunto Sasuke, no se había equivocado era la hermana de su rubio… - ¿Mine? - La joven al escucharlo dio un salto pero no respondió ni volteo a verlo.

- Quítate Raijuu - ordenó el pelirrojo – Déjame cumplir lo que me pidieron.

- No - contesto tajantemente la joven pelinegra ocultando su mirada del pelirrojo.

- Ya te dije Shukaku que eso interfiere con lo nuestro - respondió con paciencia la joven castaña.

- ¿A que se refieren? – pregunto confuso.

- Que nos pidieron protegerlo… - Contesto Raijuu sin mirarlo – Y sin importar que haya sido un deseo tienes que rendirte y desistir ya que aun no tienes la suficiente edad para vencernos – continuo la pelinegra mirándolo por fin a los ojos los cuales brillaban de forma amenazante.

Gaara retrocedió ante su mirada y comenzó a desvanecerse entre un pequeño remolino de arena, solo alcanzo a decir – Ya arreglaremos cuentas Raijuu… Nekomata…

Nadie se movió ni dijo nada ¿Qué demonios había pasado? De pronto, como si solo hubiese pasado unos segundos desde que hubiese salido de la cafetería el encargado salió corriendo, en el segundo en que Sasuke dirigió su vista hacia este las jóvenes habían desaparecido.

- Sr. Uchiha!!! Sr. Uchiha!!- gritaba - ¿Está bien? Vi como ese joven en bicicleta salió de la nada y los empujo.

- ¿Un joven… en bicicleta? – Pregunto Sasuke susurrando.

- Si señor, ya llamamos a la ambulancia para que revise a la señorita Haruno, parece que se desmayo por la sorpresa pero creo que está bien, usted ¿Cómo se encuentra?

Sasuke aun seguía sin comprender pero siguió la corriente – Estoy bien, vaya a ver a Sakura y no se aleje de ella hasta que llegue la ambulancia

- ¿Usted no se queda? - pregunto confuso el empleado.

- No, yo necesito ir a otro sitio se la encargo.

- Si señor.

Sasuke aun sentía dolor en su abdomen así que eso le hizo saber que nada de lo que había pasado con Gaara y con las otras dos era un sueño ni su imaginación pero entonces ¿Cómo es que habían aparecido y desaparecido así de la nada? No sabía nada de las jóvenes pero Gaara había dicho que era un demonio y sin embargo se mostró indefenso ante ellas, y ¿si también eran demonios como él? Tendría sentido el que no las enfrentara… dio un largo suspiro, estaba cansado todo eso había sido muy complicado ¿Quién lo odiaría tanto como para darle su alma al un demonio para que este lo mate? Y sobre todo, si esa era la condición para un demonio cumplirte tu deseo ¿Quiénes estarían dispuestos a dar sus almas a esas dos para protegerlo?, su cabeza le dolía, y pensar que solo se había preocupado por decidirse a aceptar sus sentimientos por el rubio, ahora tendría que cuidarse las espaldas.

- ¡¡¿Qué demonios paso Shukaku?!! ¿Por qué sigue vivo Uchiha Sasuke? – Gritaba muy molesto dentro de su limosina Deidara mientras veía como se alejaba Sasuke en dirección contraria de las oficinas de Empresas Uchiha.

- ¡¡Cállate!! - le ordeno Gaara desde el asiento de enfrente haciendo que sus ojos se tornaran de un color amarillo con negro y brillaran peligrosamente.

- ¿Qué sucedió? – Pregunto Deidara

- Raijuu y Nekomata interfirieron – Contesto Gaara molesto cruzando los brazos y piernas y mirando en otra dirección.

- ¿Nekomata has dicho? – Pregunto sorprendido Deidara – pero ¿Por qué? Y ¿Quién es ese “Raijuu”?

- Nekomata me dijo que ellas habían recibido la petición de su maestro de que cuidaran al chico Uchiha… en cuanto a “Raijuu”… ¿Qué tanto sabes de nosotros? – Pregunto Gaara alzando su ceja con un poco de incredulidad.

- Se que ustedes son demonios con colas que a cambio de nuestra alma nos cumplirán el deseo que queramos - medito un poco y continuo - Se que son 3, tu Shukaku que tienes una cola, Nekomata que tiene 2 e Isonade que tiene 3, ¿no es así?, hice un trato contigo por que Isonade esta con Sasori y Nekomata esta con Hidan.

- Jum...- rió Gaara – Se ve que solo estabas interesado en tu deseo y que te quedaste solo con lo que te dijo Itachi ¿no?

- ¿A que te refieres? – Pregunto con preocupación Deidara.

- Solo te diré…- Dijo Gaara mientras desaparecía nuevamente en un remolino de arena - que Raijuu tiene 6 colas…

Deidara se quedo estático al escuchar las palabras de Gaara el cual desapareció dejándolo solo en su limosina.

-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/


- ¿Crees que el chico Uchiha se haya tragado el cuento del chico en bicicleta?

- No lo se, espero que si aunque si no me importa.

- ¿Qué haremos? El ya nos ha visto y es cuestión de tiempo que averigüe la verdad.

- No podemos hacer nada, si eso pasa será cosas del destino Yuki-chan además si no lo hubiéramos hecho ya estaría muerto, lo que me recuerda al pendiente con Gaa-chan, casi lo obligue a retirarse - dijo la joven pelinegra recostándose sobre el mullido sillón.

- El es pequeño pero sabe cuidarse bastante bien, kisame y yo le hemos enseñado todo lo que hemos podido, aunque es obvio que sea tan inquieto, solo tiene 1700 años- dijo la joven de cabellos castaños sentándose cómodamente en el sillón individual frente a la pelinegra.

- Jum…- sonrió Mine por su comentario – si, todavía me acuerdo cuando tenias su edad, hacías que los egipcios te adoraran como a su diosa gracias a que te puedes convertir en gato… ¿Cómo te decían?... ¡Ah si!... “La poderosa Yukido, la reencarnación de la diosas Iris”…

- Fue maravillosa esa época – Dijo sonriendo la castaña – pero dime hermanita, ¿es verdad que nuestro hermano kyuubi no Youko esta aquí?

- Si – contesto Mine con un poco de tristeza en su voz mientras se enderezaba - pero no vino de visita…

- Quieres decir que… - Yukido se veía preocupada por el tono de su voz.

- Pensé que había jurado no hacerlo más…

- Por eso te dije que no conozco los detalles, solo se que tiene que ver con los 2 hermanos Uchiha, sobre todo con el menor.

- ¿Por eso no me dejaste encargarme del chico Uchiha? – Preguntó bruscamente Gaara que había aparecido en la habitación en su remolino de arena y sentándose al lado de ella.

- No es por eso… - Contesto Mine con melancolía mientras abrazaba a Gaara – si no por que Naruto ha vuelto a sonreír… - Esta sintió como Gaara se tensaba bajo su abrazo – No se ni como pero el chico Uchiha lo logro… - termino Mine con lágrimas en los ojos y abrazando mas fuerte a Gaara, el cual no respondió al abrazo pero no hizo intento alguno de soltarse.

-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/


Sasuke había caminado cerca de 2 horas sin rumbo hasta casi perderse, solo se paro cuando de nuevo un calambre de dolor en su abdomen le obligo a hacerlo, después de descansar unos minutos y recuperarse decidió regresar a la oficina de su hermano, se había ausentado ya bastante tiempo, tomo un taxi y se dirigió a su oficina, le había estado dando vueltas al asunto del intento de asesinato que había sufrido y quería comprobar si solo el había sido victima o si su hermano también había sido atacado por el pelirrojo.
Al bajar del taxi un nuevo calambre de dolor se hizo presente y con mayor intensidad que el anterior, sentía mucho dolor mas solo coloco su brazo sobre su abdomen haciendo un poco de presión para mitigar el dolor y continuó hacia el elevador sin mostrar indicio alguno de sufrimiento en su rostro. Cuando llego al último piso sucedió algo inesperado, su visión comenzó a nublársele, sintió mareo y callo al suelo, antes de desmayarse oyó la voz de Itachi que lo llamaba por su nombre pero no lo veía, lo único que pudo ver claramente era el rostro de Naruto al lado de una macha oscura que supuso era su hermano, se veía asustado así que casi inconscientemente levanto su mano y le acarició el rostro, solo cuando sitió su suave piel bajo sus dedos se dejo caer en un sueño oscuro…

--------------------------------------------------------------------------------------------

OK AQUÍ VA LO QUE ESTA MARCADO CON UN PARENTESIS:
Como bien sabrán (inner: y si no aquí se enteran) los Bijuus son demonios con colas, cada cola representa 1000 años de su existencia. Son 9, 5 de los cuales eran dioses elementales. (Solo es un resumen no es toda la info. de ellos)

*Isonade: (Tres colas, agua) Su apariencia es la de un hombre tiburón con un cuerno en la frente y pasaba su tiempo en pelear con piratas desde las profundidades.

**Shukaku: (Una cola, viento) Anteriormente era un sacerdote del desierto de Nara pero tras la liberación del poder de Yamata no orochi (8 colas) se transformó en una especie de zorrillo-perro.

***Raijuu: (seis colas, rayo) Tiene forma de una comadreja con enormes garras en cada una de sus cuatro patas, controla el rayo en todas sus modalidades.

****Nekomata: (dos colas, oscuridad) Tiene forma de gato y el poder de la muerte, se alimenta de almas de aquellos que mueren.

--------------------------------------------------------------------------------------------

Orphen: ¡Viva! Viva!!! Lo he terminado por fin… la verdad es que me tarde más pasándolo a la PC que haciéndolo (inner: solo dos días y casi un mes para pasarlo, te digo que tuno tienes vergüenza… ¬¬)

Naruto: -__- no salí casi nada en este capitulo ¬¬’

Sasuke: Tienes suerte, a mí intento matarme.

Orphen: Vamos Sasuke-kun no te lo tomes a mal al final no paso nada…

Sasuke: Y que me dices de eso de que me caí inconciente eh… ¬¬’

Orphen: etto… ¡Mira Naru-chan vas a salir mucho en el capitulo que le sigue ^^!!

Naruto: ¡En serio! *-*

Orphen: Sip… ¿Cómo la vez?

Sasuke: ¬¬’ No me ignores Dobe!!

Sakura: TT__TT Que mala eres tu me dijiste que no me iba a pasar nada malo y ya Gaara me intento matar…

Orphen: Es mala suerte corazón parece que ese es tu destino, además échale la culpa a Gaa-chan el decidió cambiar de objetivo…

Gaara: ¿Yo que?

Orphen: nada…

Bueno hemos llegado al fin de este capi, gracias por ser tan pacientes todos y no haberme mandado virus aun a mi correo ^^, el siguiente pues no se, con eso de que los escribo y tardo años para pasarlos mejor no prometo nada, solo espérenme con esa paciencia que los caracteriza tanto (inner: no intentes persuadirlos).Mando muchos besos a todos y les deseo FELIZ AÑO NUEVO, si todavía están en edad de que les traigan los reyes magos me cuentan que les trajeron ^^…
Y recuerden lo que dice Mayumi-chan, No olviden su ración semanal de LEMON, que la vitamina C es buena para la salud…

_______________________________
More than that...

Invitado Bienvenid@ a KO+ No Fansub
avatar
Orphen
Eraser Rain
Eraser Rain

Mensajes : 176
Fecha de inscripción : 27/09/2010
Edad : 31
Localización : Trabajando TT__TT... Que cruel es la vida....

http://koplusnofansub.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: The love is more than a feeling (sasuxnaru)

Mensaje por Orphen el Vie Jun 29, 2012 1:05 am

Hola, yo aquí de nuevo después de un buen rato de no actualizar, desde año nuevo me parece pero bueno, dicen que es mejor tarde que nunca ¿no? Y bueno aquí les traigo el quinto capitulo de este fic que como le he mencionado en otras ocasiones me hacen el honor de leer, de ante mano agradezco todos sus reviews ^^ me hacen muy feliz todos ellos aunque me regañen por no actualizar XD… que por cierto ya están contestados y bueno ya de me dejo de eso y mejor vamos a lo bueno, el fic… espero sus reviews


DISCLAIMER: Los personajes para mi desgracia no son míos
son de Masashi kishimoto que me los presta un rato.


MUY BIEN LIC. ESTE CAPI ES PARA TI ^^
SI NO ME HUBIERAS ESTADO INSISTIENDO NO ESTARIA LISTO XD


- SUEÑO DEL PASADO -


- Según el encargado de la cafetería fueron atropellados por un joven ciclistas, la Srta. Haruno fue llevada al hospital para una valoración ya que sufrió un desmayo pero el joven Sasuke se negó, ni siguiera quiso esperar a la ambulancia….

- ¿Te ha dicho algo mas el encargado Ten-ten? – pregunto seriamente Itachi a la joven mientras leía unos papeles sentado en su escritorio.

- Pues en este momento le están haciendo varios estudios para asegurarse de que esté bien, según la Dra. Tsunade su desmayo se debió a un ayudo demasiado prolongado que hizo que su nivel de glucosa y su presión sanguínea disminuyera de manera crítica, aunado el hecho de que se estreso por su pequeño incidente, mas sin embargo no es algo grave y después de darle los nutrientes necesarios vía intravenosa se recuperara… - Al terminar de decirlo Ten-ten dio un largo suspiro, lo había dicho todo sin respirar.

- Muy bien… y ¿Naruto ya se fue? – esta vez alzo la vista de sus papeles para ver a Ten-ten

- Si señor – se apresuro la joven a contestar – me ha preguntado el nombre del hospital al que se había llevado al joven Sasuke y se fue, dijo que usted no lo echaría de menos y que si lo necesitaba usted sabía como encontrarlo.

- ¿Algo mas?

- Si señor, los señores Deidara y Hidan lo están esperando afuera, dicen que es algo importante.

Itachi frunció el ceño, se acababan de ver un día antes, eso no le daba buena espina…

************************************************

- ¡¡¡¡¡¡¡¡¡Feliz Cumpleaños!!!!!!!!! – Gritaba feliz una mujer de cabellos negros y expresión amable – Hoy cumples 10 años – dijo mientras abrazaba a un niño de cabellos negros un tanto despeinado y con ojos somnolientos que aun se encontraba en su cama.

- Buenos días mamá - saludo este aun tallándose su adormilados ojos mientras bajaba de la cama e intentaba colocarse las pantuflas con torpeza.

- Vamos Sasuke-chan, alístate pronto para que bajes a desayunar que tu padre y yo te tenemos una sorpresa- dijo su madre mientras caminaba fuera de su habitación.

- Hai!! – Fue la respuesta de Sasuke que se levanto de un salto desechando la idea de dormir un poco más al escuchar a su madre. Se quito el piyama rápidamente y sin esperar a que el agua del baño se calentara se metió a la ducha y se frotó lo más rápido que pudo y se vistió al igual, cuando termino salió corriendo de su habitación lo más rápido que podían darle sus piernas, quería saber que era esa sorpresa que le tenían. Y es que su madre desde que podía recordar el día de su cumpleaños siempre lo despertaba de esa forma tan alegre y entusiasta mientras le abrazaba y le mimaba, pero su padre, su padre era otro asunto.

Corrió por los largos pasillos de la mansión hacia las escaleras mientras esquivaba a los sirvientes de la casa que iniciaban sus labores matutinas los cuales a su paso le felicitaban por su décimo cumpleaños. Al llegar al comedor su padre, su madre y su hermano mayor Itachi ya estaban desayunando, se sentó al lado de Itachi que a pesar de comer no había despegado la vista de su libro el cual desde hacia varios días que leía, el había intentado ver que contenía el libro mas sin embargo se encontraba escrito en una lengua extraña que no entendía en lo absoluto, después de un par de minutos Itachi decidió suspender su lectura, miro a Sasuke, pero no con esa mirada tan fría e indiferente que solía tener sino que de cierta manera se veía feliz y sin decirle nada le revolvió el cabello de forma juguetona mientras su boca se torcía en una sonrisa de medio lado para luego dejarlo y desayunar en silencio. Últimamente su hermano había estado muy metido en sus cosas y ya casi no le prestaba atención así que ese pequeño gesto le hizo saber que era su forma de felicitarlo, Sasuke le devolvió la sonrisa y comenzó a desayunar, se encontraba ansioso por la sorpresa que le darían sus padres a si que termino demasiado rápido su desayuno atragantándose un poco en el proceso por lo que su hermano le tuvo que dar algunas palmadas en la espalda para que pudiera pasar bien la comida, luego espero a que los demás terminaran, cuando su padre hubo terminado de desayunar miro seriamente a Sasuke.

- ¿Hoy cumples 10 años verdad? – pregunto su padre seriamente.

- S-si… señor - contesto Sasuke un poco intimidado por la seriedad con la que le había hablado su padre.

- Pues bien – prosiguió – cuando Itachi cumplió 10 años lo lleve a que conociera el negocio familiar y tu también vendrás.

Sasuke ya no contesto, no era que no le diese gusto que su padre ya lo reconociera lo suficiente como para enseñarle un poco de lo que algún día seria suyo pero le angustiaba el hecho de que durante ese lapso su padre continuase comparándolo con su hermano - ¿Tan insignificante soy? - se pregunto, ¿es que su padre no podía verlo con ojos diferentes?

- Pero… - Interrumpió sus pensamientos su madre con su siempre calida sonrisa – ¡¡Hoy te llevaremos al nuevo parque de diversiones!!

- ¡¿En serio?! – pregunto Sasuke sorprendido y recuperando esa felicidad con la que había entrado al comedor mientras miraba a sus padres y su hermano. Su madre le asintió feliz mientras que su padre cogía el periódico matutino extendiéndolo y ocultándose detrás de él, Sasuke sonrió feliz.

- ¿Tú también iras nii-san?

Itachi que de nuevo se había enfrascado en su lectura bajo su libro y miro con mucha seriedad a Sasuke mientras que este le devolvía la mirada con ojos brillantes y suplicantes. Itachi torció el rostro no sabía si Sasuke estaba consiente de ello pero siempre que ponía esa cara le era muy difícil resistirse así que cerro lo ojos y suspiro derrotado.

- Está bien, iré con ustedes- dijo al fin Itachi y golpeo a sauce con sus dedos anular e índice en la frente, éste no protesto solo se sobro y sonrió complacido, sabía que su hermano no le negaba nada cuando lo miraba de esa forma – Pero te subirás a la montaña rusa conmigo… - advirtió el mayor mientras se retiraba del comedor.

Cuando por fin se iban su madre le hizo ir a buscar un abrigo ya que ese día había caído un poco de nieve y hacía bastante frío, al bajar le acomodo el cuello del abrigo y se inclino para darle un beso en la mejilla, Sasuke se revolvió incomodo ante esto.

- ¿Qué sucede Sasuke-chan?- pregunto su mamá con una sonrisa calida en el rostro, este contesto con un puchero en el rostro que le hacia verse adorable – Ya no me beses mamá, ya no soy un niño, ya tengo 10 años… - Su madre ante esto soltó una pequeña risita y se puso de pie.

- Muy bien mi pequeño hombrecito, solo por el día de hoy ¿vale? - dijo mientas le tendía la mano para que Sasuke la tomara. Este asintió un poco sonrojado mientras tomaba a su madre para salir.

Su padre y su hermano ya se encontraban dentro de la limosina, cuando entró el ambiente era un poco tenso por lo que le fue fácil saber que ellos habían discutido nuevamente, su padre hablaba enfadado por teléfono mientras que Itachi estaba nuevamente metido en su lectura, Sasuke se sintió un poco triste y bajo su mirada deprimida pero nuevamente su madre con esa sonrisa calida – como es que podía hacerlo – le reconforto, por fin termino de deslizarse dentro del vehículo y el conductor arranco.
Interesado en el libro de su hermano estiro el cuello intentando ver lo que leía con tanto interés pero de nuevo, seguía sin entender ni una sola palabra.

- ¿De que trata tu libro nii-san? – pregunto muy interesado Sasuke.

Itachi desvió la mirada de su libro y lo miró de una forma fría que hizo que se encogiera un poco en su asiento, consiente de esto Itachi suavizo su mirada y le tendió el libro a Sasuke para que lo viese aun sabiendo que al igual que el, no entendería ni una sola palabra, desvió su mirada al camino que recorrían, ya se encontraban en la autopista, no había ningún automóvil y todo el camino estaba cubierto de nieve.
Mientras Sasuke hojeaba su libro, todo en el eran runas de sabrá dios que civilización antigua, aunque no podía negar que lo viejas no les quitaba lo bonitas y estilizadas que eran esas escrituras, de pronto, llego a un apartado donde venían los dibujos de lo que le parecieron animales pero muy extraños, al igual que en todo el libro los letreros bajo estos eran ilegibles, después de mirarlos con detenimiento decidió cambiar de hoja y de nuevo vio mas dibujos pero esta vez era de personas, bastantes comunes pensó, solo reparo en el dibujo de un chico rubio y ojos azules que fue dibujado con un rostro muy triste, como si llevase una pena muy grande y cuando toco con la punta de sus dedos el dibujo sintió como una descarga de emociones se acumulaba en su pecho - ¿Por qué siento esto?- pensó con la vista clavada en la imagen, en ese momento fue sacudido por Itachi que lo sujetaba por los hombros con expresión preocupada.

- Oi Sasuke!! ¿Estas bien? -

- ¿Eh? – ¿Cuándo lo había tomado su hermano? - s-si… lo siento nii-san – se disculpo sacudiendo un poco la cabeza para despabilarse – es que estaba viendo los dibujos y esta muy concentrado- excuso Sasuke mientras le mostraba la pagina a su hermano.

Itachi lo miró sorprendido, llevaba días hojeando el libro en busca de algo que pudiese leer y nunca había visto esos dibujos, pasó a la página anterior y vio a los animales, eso era lo que había estado buscando, ahí estaban las nueve bestias y con los retratos de sus portadores en la segunda pagina le seria muy fácil dar con ellos, centro su vista en el primero un zorro de un color naranja rojizo de mirada feroz, afiladas fauces con nueve colas ondeantes, enseguida se fijo en el letrero de este y por fin pudo leer su nombre…
Sasuke contemplo como su hermano leía su libro con más interés que antes, su hermano susurro algo para si mismo…. De pronto hubo una explosión en el camino… el grito de sus padres…. El chirrido de las llantas derrapando sobre el pavimento…. Su hermano cubriéndolo con su cuerpo… todo demasiado rápido y tan lento a la vez, como si lo viese en cámara lenta luego un dolor lacerante en el estómago, todo cubierto en llamas y luego oscuridad….

************************************************

Abrió los ojos pesadamente, se encontraba confundido, su cabeza no paraba de darle vueltas y sentía su cuerpo pesado ¿Dónde estaba?, Sasuke giro la cabeza y vio su brazo conectado a una manguera que introducía el líquido amarillento de una bolsa colgada al lado de su cabecera, miro a su alrededor, todo blanco demasiado para su gusto, la cama dura e incomoda… no podía estar equivocado, estaba en un hospital pero no entendía porque, intento incorporarse pero sentía demasiado pesado su cuerpo así que decidió relajarse un poco antes de intentarlo de nuevo. Intento recordar el porque esta ahí pero solo recordaba haber salido del elevador y luego nada, supuso que fue ahí donde perdió el conocimiento y al final había terminada en el hospital, con lo que los odiaba, luego recordó su sueño, fue un recuerdo del último día que paso con sus padres, su cumpleaños… por eso odiaba cumplir años… aunado el hecho de que nadie le dejaba tranquilo ese día…. Antes había intentado recordarlo pero había sido inútil. - ¿Por qué ahora?... después de tantos años…- pensaba angustiado.

Sus pensamientos fueron interrumpidos cuando la puerta de la habitación se abrió dando paso a la directora del hospital Tsunade, una mujer de edad avanzada que le gustaba tener la apariencia de una joven veinte añera con un voluminoso pecho, adicta al juego y las borracheras y a su ayudante Shisune, una joven de cabellera castaña y complexión mediana detrás de la primera, Sasuke torció el rostro a modo de disgusto, esa señora le desesperaba, sin duda era la mejor pero su actitud dejaba mucho que desear. Esta se acerco a Sasuke con un gesto alegre.

- Veo que ya despertaste Sasuke ¿Cómo te sientes? – Pregunto mientras revisaba que de la bolsa siguiese goteando su intravenosa – me han dicho que te desmayaste y como son un exagerados los de tu oficina te han traído armando un alboroto y hasta te han puesto en una habitación privada… en verdad que es un desperdicio para un simple desmayo por falta de glucosa – dijo Tsunade, recibiendo ante su comentario una reprimenda de su asistente y una mirada asesina por parte del pelinegro – la mujer sonrió, sabía que se molestaría pero es que era tan divertido…

- Bueno, como sea… - agrego poniendo un rostro serio – debes dejar de hacer esos ayunos tan prolongados, de lo contrario podrías afectar en gran media tu salud y nos veríamos mas seguido Sasuke-kun – Sasuke sintió un escalofrío ante la perspectiva de ver mas seguido a la vieja y asintió, no era algo que desease pasara….

- ¿Y ya me puedo ir?- pregunto esperanzado

- Cuando se acabe esa bolsa - Contesto la mayor señalando con el pulgar la bolsa mientras caminaba a la puerta…. - ah por cierto – agrego volteando con una sonrisa que el no había visto – Hace poco un joven rubio te había estado buscando, vino casi enseguida de que te habían ingresado se veía bastante preocupado por ti, aunque creo se ha perdido, fue a mi oficina como 4 veces por que no encontraba tu habitación. ¿Cómo dijo que se llamaba? – Dijo haciendo memoria y rascándose la barbilla.

- Es Naruto-kun, Tsunade-sama… - le susurro Shisune ante la poca memoria que tenía su jefa.

- ah si, Naruto, un joven bastante interesante, lo mas probable es que termines buscándolo tu en cuanto termines… - concluyó con otra sonrisa mientras se despedía y salía de la habitación.

Naruto…, era verdad, ahora lo recordaba, estando casi inconsciente le había visto a su lado con una mirada de preocupación y lo que pensó antes de desmayarse… ¿Por qué no podía quitarse esa sonrisa de su cabeza? Nuevamente intento reincorporarse con éxito, pero sintió un mareo cuando por fin lo consiguió, pestañeo un poco y se sujeto la cabeza, vio la bolsa… estaba vacía, toco el botón de la enfermera para que le retirase la intravenosa, no podía dejar que el dobe de Naruto se perdiera en un hospital….

-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/

- Por favor esperen un minuto - pido Ten-ten que salía de la oficina de Itachi.

Ni Hidan ni Deidara hicieron caso a su petición y pasaron a la oficina cerrando la puerta en la cara de Ten-ten que intento detenerlos sin éxito.

- Nunca te he considerado alguien tan importante como para hacerme esperar Itachi - dijo Hidan mientras se sentaba en un sillón y subía los pies en la mesa.

- Opino lo mismo - dijo Deidara que solo se quedo al lado de Hidan con los brazos cruzados.

Itachi ni se inmuto ante sus comentario, solo dejo de lado algunos papeles que estaba firmando y entrecruzando los dedos y recargándose sobre el escritorio pregunto con voz serena – ¿Se puede saber que debo el honor de su visita?

Deidara no pudo mas y perdió la poca paciera que tenía y señalo acusatoriamente a Itachi mientras le gritaba - ¡¡Nos has engañado Itachi Uchiha, nunca nos dijiste que existieran más bijuus aparte de de Gaara, Yukido y Kisame!!

- Jum…- rió Itachi ante tal comportamiento, de cierta forma le causaba gracia la falta de autocontrol del rubio.

- ¡¿Qué tiene esto de gracioso?! – exigió saber Deidara ante su reacción.

- Pues el hecho de que yo no los engañe, ustedes no me lo preguntaron ni se tomaron la molestia de interrogar a los bijuus con quienes hicieron su trato, solo estaban interesados en lo que podían sacar de ellos y no es mi obligación el darles toda la información con la que cuento- contesto seriamente Itachi haciendo una sonrisa de lado.

- ¡¡Cabrón!!... – le insulto Hidan entre dientes – Sasori sabe de esto o ¿También decidiste omitirle información?

- La verdad es que a diferencia de ustedes dos “par de idiotas”, yo si me tome la molestia de hablar con Kisame acerca de todo esto – respondió Sasori por medio del altavoz del teléfono.

- ¡¡Sasori!! - se sorprendieron Hidan y Deidara - pero, ¿Desde cuando? - pregunto desconcertado Hidan.

- Hablábamos cuando entraron – respondió Itachi - y bueno, ¿Se les ofrece otra cosa o puedo volver a lo que estaba haciendo?

- ¿Cuántos son y a cuántos conoces? – interrumpió Hidan.

- Son 9 y conozco a 4 – mintió Itachi.

- ¿Y como es que tu cuentas con el favor de ese tal Raijuu? - interrogo Deidara

- Veo que ya sabes de Raijuu… - Comento Sasori desde el teléfono con tono divertido.

- Así es y quiero saber ¿Cómo es que tú tienes un trato con uno de 6 colas y a Hidan y a mí nos diste el de 1 y 2 colas?- pregunto enfadado – y eso no es todo, tal parece que protege a tu hermanito.

Itachi ante esto último no pudo evitar cambiar su rostro serio por uno de sorpresa total que recompuso inmediatamente pero Hidan no lo dejo pasar por alto.

- Parece que te sorprende Itachi-san, según Dei-chan - este último mirándolo con enojo - tu tienes un trato con este tal “Raijuu”

- A decir verdad solo la conozco, no he hecho ningún trato con ella por que, como dice el chico heredero de los Nara, “es muy problemática” – contesto Itachi a la vez que se recargaba en el respaldo de su silla y cruzaba los brazos…

- A que te refieres… con que “Muy problemática”- pregunto Hidan

- A que, a ella no le agradan mucho los humanos así que cada vez que uno le pide algo simplemente lo ignora o en el peor de los casos si la fastidian mucho les mata, es por eso que solo hicimos trato con los de 1, 2 y 3 colas por que eran los dispuestos, los demás nunca los encontramos y por advertencia de ella acerca de recibir el mismo trato que ella nos dio decidimos dejarlo…. – contesto seriamente Sasori por el teléfono..

Hidan y Deidara se estremecieron al escuchar este comentario, dicho por Sasori no tenían dudas al respecto…

- En ese caso dejare lo demás por la paz, pero Hidan… - se detuvo Deidara para hablar mas lentamente – Según se también que Nekomata protegió al chico Uchiha…

- Eso es por que yo le pedí que frustrara cualquier plan tuyo por muy tonto que fuera para hacerle daño al hermanito de Itachi – Dijo Hidan sin rodeos y sin pensar en lo que decía… - Eres tan impulsivo que era de suponerse que de tu tonto enfado quisieras matarlo y eso solo fastidiaría los negocios que aun tenemos- grito Hidan a Deidara en la cara….

Ante tal comentario ambos se enfrascaron en una discusión que al igual que en todas las ocasiones no los llevaría a nada, Itachi resoplo cansado, se despido de Sasori y colgó para después salir de su oficina pasando de largo al par que seguía discutiendo en la sala. Tenía razón el chico Nara, todos eran bastante problemáticos…

-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/

- Donde diablos se habrá metido ese Dobe - pensó molesto Sasuke que por tercera vez recorría el pasillo de urgencias en busca del rubio, que según las enfermeras acababan de ver, seguramente se había dado por vencido en su búsqueda y se había marchado a casa, eso era lo más lógico – Tal vez yo también debería irme a casa – pensó el moreno, no le agradaba mucho estar ahí…. De pronto recordó que cierta pelirosa de lindos ojos verdes también estaría ahí, se sintió un poco culpable ya que de alguna manera era su culpa que ella estuviese ahí, así que se dirigió a la recepción para que le indicaran donde encontrarla.

-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/-/

Ahora si estaba en problemas, su hermana le había dicho que no anduviera solo por la ciudad, que no era como hace años que la visito y era probable que se perdiera pero como siempre, que importaba era divertido conocer todo de nuevo, todo era tan diferente, no podía recordar el número de habitación que le había dado la señora de cabello rubio que había atrapado bebiendo sola en su oficina ¿Porque se le olvidaba el número?, tal vez era a causa de dormir demasiado lo que le traía ese despiste pero que mas daba ese hospital moderno era muy interesante, además tenía que encontrar a – Sasuke… - susurro para si mismo, el joven moreno le agradaba bastante, le fascinaban sus ojos que parecían tener una noche eterna, de esas en las que solo hay oscuridad sin estrellas, aunado al hecho de que había podido tocarlo sin que hubiese ambiciones de por medio… esa era una sensación agradable….

El joven rubio camino un rato más por los pasillos curioseando cuanta cosa veía, pero cuando paso por una habitación se detuvo y su expresión curiosa y alegre se disipo, frunció el ceño, eso que sentía dentro de la habitación eran unas enormes ganas de matar, lo peor de todo es que era de uno de sus hermanos…. Cuando abrió la puerta de la habitación se encontró con que esta sólo tenía a una joven dormida en una cama pero que era rodeada por un aura amarilla mostaza que no la dejaba despertar, se acerco a ella, en su rostro mostraba dolor y angustia. ¿Es que solo eso podían causar? Coloco su mano sobre su frente y dejo fluir un poco de su energía hacia la joven, pronto su expresión cambio a una de relajación y la energía que la rodeaba se disipo, retiro su mano y casi de inmediato la joven comenzó a despertar.

- ¡Hola! - Saludo el rubio con una enorme sonrisa – que bueno que estas bien.

- ¿Quién eres? – pregunto la pelirosa al momento que se incorporaba para quedar sentada sobre la cama – ¿Ya morí y eres un ángel? – a pesar de que había recuperado el conocimiento y su cuerpo no estaba lastimado, Sakura podía recordar como Gaara la había apretado hasta casi matarla, que su mente había viajado por un camino de oscuridad con el miedo constante de morir y que cuando abrió sus ojos vio a ese joven con sonrisa radiante y cabellos tan brillantes como el sol.

- ¡¿Un ángel?! – Se sorprendió el rubio al escuchar sus palabras, en toda su vida era la primera vez que le daban esa denominación… y eso le hizo sonreír nuevamente – No, no lo soy pero te podría decir que conozco a uno. Mi nombre es Uzumaki Naruto – Se presento – y no estas muerta, solo estás en el hospital, te desmayaste y te trajeron aquí.

- Entonces el sueño de que un demonio intentaba matarme ¿fue solo un sueño? – Se sorprendió la joven aunque también sintió un gran alivio – me alegra escucharlo, estaba un poco asustada – dijo aliviada mientras de tocaba el pecho

- s-si solo un sueño – hizo un amago de sonrisa un tanto falsa por tener que mentirle a la pelirosa pero era mejor que pensara eso.

- Es verdad, tú te has presentado y yo no, gomen… Mi nombre el Sakura, Haruno Sakura para ser exactos…. – dijo extendiendo su mano para saludar al rubio.

Este dudo un poco pero la tomo y de nuevo se sintió aliviado, en verdad que era una acción que le gustaba, aunque no sintió lo mismo que cuando tomo la de Sasuke… ¿Por qué seria? Le gustaba mas tocarlo a el.

En ese momento la puerta de la habitación se abrió.

- ¡¡Sasuke!! – Soltaron emocionados ambos jóvenes. El mencionado los miro con sorpresa, sin proponérselo había dado con Naruto, parece que solo así llegara a encontrarlo, con casualidades.

- ¡¿Eh?! – Se sorprendió la joven pelirosa – Naruto-kun ¿Tu conoces a Sasuke-kun?

- Si – dijo con una nueva sonrisa – lo conocía ayer por la tarde, aunque no supe como se llamaba hasta hoy en la mañana.

- Pues yo les podía hacer la misma pregunta, ¿Sakura como conociste al dobe? – dijo un poco molesto el pelinegro al ver la familiaridad con la que se trataban.

- Nos acabamos de conocer hace no menos de 5 minutos – contesto la pelirosa con un Naruto asintiendo.

Sasuke estaba sorprendido - ¿Cómo era posible que son solo 5 minutos de conocerse ya hablaran tan familiarmente?, aunque con el tampoco había sido muy diferente, sin duda este rubio lo sorprendía cada vez más…. – se dijo mientras sonreía

- Por cierto Sasuke, ¿tu ya estas bien? Tsunade ba-chan me dijo que solo necesitabas descansar, ¿no deberías estar en cama? – pregunto el rubio con expresión preocupada…

- No te preocupes no fue nada, la vieja me dijo que sobreviviré aunque no me guste… además no es tan grave – dijo restándole importancia

Sakura estaba que no cabía en si de la sorpresa, en todo el tiempo que llevaba de conocer al moreno nunca lo había visto actuar ni mucho menos sonreír de ese manera, ¿a que se debía? ¿Acaso era su nuevo amigo?

- Bueno, será mejor marcharnos – Dijo Sasuke interrumpiendo los pensamientos de Sakura – ya es un poco tarde y la hora de visita ya termino, solo venía a ver si Sakura estaba bien y termine encontrando también a Naruto – agrego mas para si mismo que para los presentes sorprendiendo mas a la pelirosa.

- Nos veremos mañana Sakura-chan – Dijo Naruto poniéndose de pie y despidiéndose de Sakura ya casi en la puerta, esta le sonrió y se despidió. El moreno solo asintió. Y ambos salieron de la habitación.

Una vez fuera de la habitación el moreno contemplo al rubio, caminar delante de el que seguía admirando todas las instalaciones del hospital con mucho interés.

- ¿Te gustan los hospitales dobe? - pregunto el moreno siendo vencido por su curiosidad, quería conocer todo sobre el rubio.

- La verdad es que es la primera vez que vengo a uno y me da mucha curiosidad – dijo mientras examinaba una placa que estaba colgada de una puerta.

Sasuke se paro en seco, era la primera vez que escuchaba algo parecido.
- ¿Sucede algo? – pregunto Naruto ante su reacción.

- Nada… es que es extraño, a mí muy pocas cosas me sorprenden….

- Tienes suerte… - Contesto el rubio con una sonrisa – A mi me sorprenden todo el tiempo…

El moreno le devolvió la sonrisa, en verdad que no se entendía ¿Cómo es que este rubio podía sacarle tantas sonrisas a la vez?... trato de desechar esos pensamientos que le confundía y se dedico a seguir su camino fuera del hospital al lado del rubio, ya tendría tempo de pensar mas tarde.

--------------------------------------------------------------------------------------------

Orphen: ¡Wiiiiii! Por fin lo termine, que la verdad me he exprimido el cerebro para acabarlo, en verdad que la escuela me trunca la inspiración pero bueno ya está ahora a pensar como continuar, en verdad que es difícil…

Naruto: ¡Viva! Por fin salí en el fic ^^

Sasuke: Yo al menos ya salí del hospital, mira que no me apetece nada estar en esas camas duras…. ¬¬

Orphen: Jo… eso es verdad también Sakura-chan despertó, ya ven que no le paso nada….

Sakura: Sigo pensando que dices eso solo por que a ti no te han hecho nada ¬¬

Sasuke: Eso mismo digo yo…

Orphen: Ya, ya que poco aguante y se dicen ninjas… ¬¬’

Naruto: Ne, ne… y yo voy a salir mas… solo cuentas cosas del baka de Sasuke…

Orphen: Sip… Ya hablaremos más de ti.

Sasuke: Es verdad, hay que descubrir ¡¿Quién es Naruto?!

Orphen: Vaya que Naru-chan te dio duro verdad… ¬¬

Ok hemos llegado por fin, después de sudor y lagrimas al fin de este capi, gracias por seguir con esa bendita paciencia todos y no haberme mandado virus aun a mi correo ^^, la verdad es que cada vez se me dificulta mas el seguir con le fic, no solo por la falta de inspiración si no porque en verdad la escuela aprieta duro, tanto que ahora ya tengo un par de ojeras de lujo mezcla entre las de Itachi-sama y Gaara-sama ^^ así que ya se imaginaran XD… Aun así gracias por seguir leyendo mi cosa esta que trato de seguir y pues ya sin mas me despido y los veré en el siguiente capi, el cual tanto puede aparecer la próxima semana como dentro de 6 meses (que espero que no) pero bueno… nos estamos leyendo, por fa dejen reviews…

_______________________________
More than that...

Invitado Bienvenid@ a KO+ No Fansub
avatar
Orphen
Eraser Rain
Eraser Rain

Mensajes : 176
Fecha de inscripción : 27/09/2010
Edad : 31
Localización : Trabajando TT__TT... Que cruel es la vida....

http://koplusnofansub.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: The love is more than a feeling (sasuxnaru)

Mensaje por Orphen el Vie Jun 29, 2012 1:06 am

Ok, antes que nada los mensajes que aparecen de "mi" es por que así estaba publicado en Amor yaoi, y lo que puse era mi respaldo =P....

Y bueno me temo eso es todo, el cerebro se me seco después de este capitulo así que se quedarán con las ganas de más u.u

_______________________________
More than that...

Invitado Bienvenid@ a KO+ No Fansub
avatar
Orphen
Eraser Rain
Eraser Rain

Mensajes : 176
Fecha de inscripción : 27/09/2010
Edad : 31
Localización : Trabajando TT__TT... Que cruel es la vida....

http://koplusnofansub.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: The love is more than a feeling (sasuxnaru)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.